Comunitario

#21DíasDeDarFelicidad | Día 4: Joven regala desayuno a personas necesitadas en el Hospital Roosevelt

Compartir es una de las virtudes de Ruth Secaida, una madre de familia que constantemente participa en actividades para ayudar a personas necesitadas o busca la oportunidad para hacerlo de forma individual.

Por Miguel Barrientos y Fernando Magzul

Luego de que uno de sus sobrinos fuera intervenido quirúrgicamente en el Hospital Roosevelt, Ruth se percató de la necesidad de decenas de personas que madrugan para ser atendidos y de los familiares que las acompañan, aunque deban aguantar hambre y frío.

“Con lo mucho o poco que uno tiene puede ayudar a las personas para que lleven mejor alguna situación difícil que estén viviendo”, explica Secaida, quien hizo panes con pollo, café y pan dulce para ofrecerle a los familiares de pacientes.

“Había gente que pasó la noche afuera del Hospital y otras que viajaron desde la provincia y no habían comido nada. Una

señora y su niña se pusieron muy alegres al recibir los alimentos”, añade.

Personas que esperaban ser atendidas en el Hospital Roosevelt se alegran al recibir desayuno. (Foto Prensa Libre: Fernando Magzul)
Personas que esperaban ser atendidas en el Hospital Roosevelt se alegran al recibir desayuno. (Foto Prensa Libre: Fernando Magzul)

Ruth indicó que cuando ayuda a personas necesitadas siente mucha satisfacción y se siente útil para la sociedad. “Espero que Dios me dé la oportunidad de seguir ayudando a las personas”.

También resaltó la importancia de inculcar valores a los niños para que aprendan a compartir con los demás. “Cuando vamos en la calle, llevamos algún dulce para compartir con algún niño que vemos”, finalizó.

Sé lo que se siente estar afuera del hospital esperando información de un familiar enfermo.

Ruth Secaida Orellana, madre de familia