Comunitario

#21DíasDeDarFelicidad | Día 15 | Reparte bolsas con sorpresas

“Dar significa más cuando hay  corazón”, dice Fabiola Mazariegos, una voluntaria que repartió bolsas con sorpresas a niños y adultos mayores en la calle.

Por Eswin Quiñónez y Astrid Blank

A Miriam Fabiola Mazariegos Caravantes, de 33 años, se le estruja el corazón cuando ve a los niños en la calle y a los adultos mayores gastando sus últimos años de vida en la indigencia.

Son imágenes que recolecta cuando viaja en su vehículo por la a ciudad y le retumban al llegar a su casa.

“Uno, inmerso en la rutina, no suele ver alrededor. No somos conscientes de las necesidades de los demás”, dice esta estudiante de Ciencias Políticas.



La sonrisa de los niños paga el acto de bondad. (Foto Prensa Libre: Astrid Blank)
La sonrisa de los niños paga el acto de bondad. (Foto Prensa Libre: Astrid Blank)


Mazariegos quiso romper con ese círculo y junto a su hermano reunieron bolsas con comida, juguetes y otras sorpresas para repartirlas por la calle.

Caminaron por la zona 1 y entregaron las mochilas a niños y adultos mayores que se encontraban.



Los adultos mayores también recibieron una sorpresa. (Foto Prensa Libre: Astrid Blank)
Los adultos mayores también recibieron una sorpresa. (Foto Prensa Libre: Astrid Blank)


“Si se hace esto, como estilo de vida, y sorprende a quien menos se lo imagina, logra un cambio de actitud, en quien recibe la alegría y en uno mismo”, dice.

El detalle fue recibido con abrazos y sonrisas.