#21DíasDeDarFelicidad | Día 6 | Compartir el pan de cada día

Joven obsequió desayunos y a cambio recibió la gratitud de indigentes.

En una fría mañana, Moisés sació el hambre de decenas de personas.
En una fría mañana, Moisés sació el hambre de decenas de personas.

A pocos días del nacimiento de su nena, Moisés Álvarez subió al carro numerosos panes hechos con su esposa y salió de casa con el deseo de hacer una buena obra.

En aquel día frío a finales de noviembre, Moisés llegó a los alrededores del Parque Centenario, zona 1 capitalina, donde encontró decenas de personas que amanecían entre cartones y escaso abrigo luego de una noche difícil, como todas las que pasan al no contar con un hogar ni alimentos. Solo cuentan con el calor humano de su nueva familia.

A Moisés le impactó encontrar en esa condición a personas con muletas, adultos mayores, jóvenes y hasta una familia completa.





Ahí encontró antiguos carpinteros, soldadores y conserjes que perdieron su trabajo, no pudieron seguir pagando un cuarto de alquiler y quedaron orillados a vivir en la calle.

“Hay personas que necesitan una oportunidad de trabajo, pero que se topan con tabús como no tener identificación o un domicilio”, expresó.



Moisés pudo sentir la gratitud de personas que necesitan ayuda.
Moisés pudo sentir la gratitud de personas que necesitan ayuda.