Comunitario

Murió Brenda Domínguez, la estudiante atropellada que soñaba con ser abogada

La estudiante que fue atropellada junto a otros diez compañeros mientras exigían maestros y mejores condiciones educativas murió este sábado, luego de permanecer en el intensivo del Hospital Roosevelt, confirmó el director de ese centro, Carlos Soto.

Por César Pérez Marroquín y Eswin Quiñonez / Guatemala

Familiares lloran sobre el ataúd de Brenda Dominguez, quien murió el sábado y fue inhumada el domingo. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Familiares lloran sobre el ataúd de Brenda Dominguez, quien murió el sábado y fue inhumada el domingo. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Apenas ayer viernes, el estado de salud de Brenda era estable, pero seguía en el intensivo. Murió a las 4.30 horas de este sábado por complicaciones cardiacas.

El personal médico le dio maniobras de resucitación durante media hora, pero no tuvieron resultado.

Desde las 6.30 horas, las autoridades buscan a Jabes  Meda Maldonado, el principal sospechoso de haber atropellado a los estudiantes el miércoles. Los cateos son en zonas 4, 7 y 12 de Mixco.

El Ministerio Público (MP) lo sindica de los delitos de asesinato, lesiones gravísimas y maltrato contra las personas menores de edad. Es hijo de un pastor evangélico.

La orden de captura fue firmada en la medianoche por un juzgado y es el principal sospechoso, informó la Fiscalía en Twitter.

Brenda ya no llegó a casa

La puerta de metal sonó fuerte. Eran las 9 de la noche del miércoles y en la vivienda, en el  asentamiento Las Torres, zona 7,algo se estremeció. Íngrid abrió la puerta y una acelerada voz le advirtió de que fuera con urgencia al Hospital Roosevelt. “Algo le pasó a Brenda”, pensó.

En un día normal, Brenda Domínguez regresaba de la Escuela Nacional de Ciencias Comerciales a eso de las 19.30.

Dos horas después, Íngrid Domínguez, su madre, llegaba a la casa y terminaba la jornada para la familia. Esa noche, Brenda no estaba.

“Nosotros escuchamos lo que había pasado con los estudiantes, pero uno nunca piensa que lo malo le ocurra a alguien cercano”, comentó Marta María Morales, prima de Íngrid.

Solidaridad

Se abrió la cuenta de ahorro 1300065453 en el Bantrab, a nombre de Íngrid Fabiola Domínguez, para apoyar a  la familia de Brenda.

Brenda, de 16 años, estaba en la Unidad de Cuidados Intensivos  luego de haber sido arrollada, durante una protesta estudiantil, por un vehículo la tarde del miércoles pasado, en la calzada San Juan, zona 7.

El vehículo le destrozó las piernas; le amputaron la derecha  y los pronósticos médicos indicaban que  podría suceder lo mismo con la izquierda. También estaba en observación su brazo derecho.

Íngrid hacía guardia permanente frente al Hospital y aguardaba la hora de visita para darle fuerzas a su hija. Los médicos le habían dicho que tendrían que someterla a varias cirugías más pero la madrugada de este sábado llegó la triste noticia, Brenda murió y con ella sus sueños.

Su historia

Brenda era la segunda  de los tres hijos de Íngrid. Sus hermanos, de 19 y 14 años, abandonaron los estudios para trabajar y apoyar en la economía de la familia.

Su padre  murió hace un año, por una enfermedad causada por el trabajo que desempeñaba. Desde entonces, Íngrid, 40, es el principal sostén de la familia.

Íngrid trabaja en una maquila en extensas jornadas, para cumplir las metas de la fábrica; por ello no se enteró de inmediato de la manifestación de los estudiantes ni del fatal desenlace.

Desde el jueves  no ha podido ir al trabajo por acompañar a su hija, y corre el riesgo de perderlo.

El hijo mayor sufre una enfermedad que le impide trabajar, lo cual complica la situación financiera de la familia, que, además, afrontará la pérdida de Brenda.

Su gran sueño

Brenda cursaba cuarto Perito Contador. Susy de Sandoval, su abuela, comenta que uno de los sueños de la joven era ser abogada, para ayudar a su familia y a que otras personas salgan de la pobreza.

“La familia siempre ha vivido en extrema pobreza. Una de sus motivaciones era el estudio. Recuerdo que cuando salió de sexto primaria les decía a sus compañeros que no dejaran de estudiar”, dijo De Sandoval.

Ana de Paz, maestra de Brenda, coincide con la abuela. “Ella era una estudiante tranquila, disciplinada, con asistencia de un cien por ciento y participativa”, señaló.

De Paz considera que lo ocurrido fue una injusticia. “Lo único que los jóvenes reclamaban era una mejor educación”, añadió.

Para apoyar

Cuando la familia ve los videos donde se observa cómo el vehículo  embiste al grupo de estudiantes, un nudo les oprime el pecho. ¿Qué piensan sobre el  responsable de esta tragedia?, ¿qué mensaje le mandan a la persona que busca la Policía?, ¿qué le piden?

“Dios sabrá. La persona que hizo esto no tiene el corazón tranquilo. Nadie que actúa mal podría tener el corazón tranquilo. Que sea lo que Dios quiera”, exclamó Marta Morales, familiar.

Se abrió la cuenta de ahorro 1300065453 en el Bantrab, a nombre de Íngrid Fabiola Domínguez, para apoyar a  la familia de Brenda.