Comunitario

Abren diálogo con transportistas para evitar paro

El ministro de Comunicaciones, Aldo García, instaló una mesa de diálogo para atender las solicitudes de la gremial de pilotos del transporte pesado, que anunció un paro nacional para la próxima semana.

Por Guatemala/EFE

En noviembre del año pasado los transportistas concluyeron una huelga contra los cambios en el horario de circulación que la comuna capitalina había modificado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En noviembre del año pasado los transportistas concluyeron una huelga contra los cambios en el horario de circulación que la comuna capitalina había modificado. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Durante una conferencia de prensa tras la reunión semanal del Gabinete de Ministros, García hizo un llamado a los interesados a participar en esta mesa de diálogo, que será en la Vicepresidencia.

Será el propio ministro el que ejerza como intermediario, como ya hizo el año pasado, cuando los transportistas estuvieron una semana en huelga para protestar por las restricciones horarias para circular en la capital.

Para el día 17, el líder de la Gremial de Transporte Pesado, Rudy Mendoza, convocó a los compañeros a través de las redes sociales para protestar, entre otros motivos, por las elevadas multas de tránsito.

Según la Municipalidad de Guatemala no se dejarán de imponer sanciones si se incumple la ley, y agregó que la mayoría de las multas emitidas es por incumplimiento del horario de restricción en la capital, ingresar en zona prohibidas, no transitar por el carril izquierdo o no llevar la licencia de conducir.

El titular del Ministerio de Gobernación, Francisco Rivas, dijo que en el caso de que el diálogo "se agote" la entidad estará cumpliendo "con el protocolo": "No vamos a permitir ninguna violación a los derechos fundamentales de ninguna persona".

En caso de bloqueos, el ministro dijo que se utilizará el diálogo, medidas disuasorias o "la fuerza que el Estado de Guatemala tiene para garantizar el cumplimiento de los derechos de millones de guatemaltecos que pudieran ser afectados".

No obstante, expresó su deseo para que, "de una manera razonable", se pueda atender todas las solicitudes sin llegar a ninguna "confrontación".