Comunitario

Protesta en Villa Nueva deja 27 heridos

La jornada de protesta en Villa Nueva dejó ocho detenidos y 27 personas heridas, una de ellas fue trasladada al hospital de Amatitlán reportaron los cuerpos de socorro. Al final de la tarde hubo un nuevo choque entre vecinos y la Policía Nacional Civil (PNC).

Por Carlos Álvarez y José Manuel Patzán

Los vecinos queman llantas para evitar la circulación de vehículos en la ruta al Pacífico. (Foto Prensa Libre: Estuardo paredes)
Los vecinos queman llantas para evitar la circulación de vehículos en la ruta al Pacífico. (Foto Prensa Libre: Estuardo paredes)

El alza a la tarifa de agua entubada y extracción de basura provocó la molestia de vecinos de Villa Nueva, quienes bloquearon la ruta al Pacífico y luego de un infructuoso diálogo se enfrentaron con la PNC. Los disturbrios dejaron 27 personas heridas y ocho detenidos.

Desde las 8.30 horas del miércoles, los vecinos bloquearon ambas vías que conectan el municipio con la capital, en el kilómetro 19 de la ruta al Pacífico.

Los vecinos no están de acuerdo con el aumento en las tarifas para el servicio de agua potable, que de Q25 subió a Q75 y la cuota de extracción de basura.

En un principio se informó que las personas caminarían hasta el edificio municipal, ubicado en la 5a. avenida, entre la 4a. y 5a. calles de la zona 1 del municipio, donde harían un plantón para exigir que los cobros de los servicios tengan los mismos precios de antes.

Pero, los manifestantes optaron por quedarse en el punto y bloquear la circulación de vehículos como forma de demostrar su descontento por la administración del alcalde Edwin Escobar.

La razón de la protesta





La postura de la comuna de Villa Nueva, es que el aumento a la tarifa de agua no es desmedido y recordó a los vecinos que si bien tienen derecho a manifestar no pueden impedir la libre locomoción de los demás.

La Municipalidad se encuentra abierta a recibir propuestas y ratifica que mantener la trafica de Q25 es inviable ya que para mantener el servicio la comuna tiene un déficit de Q40 millones anuales, que se solventan con los impuestos que otros pagan.

Las autoridades señalaron que decenas personas que pagaban esa tarifa tienen negocios lavado de vehículos y lucran con el agua, por lo que la solución es el aumento de la tarifa

Enfrentamiento

Minutos después de que bloquearan el paso, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), llegaron al lugar e intentaron dialogar con los manifestantes para que depusieran las medidas de hecho.

El diálogo fue infructuoso y los vecinos optaron por prender fuego a varias llantas sobre la vía para evitar que los conductores pasaran.





A las 11.30 horas, agentes de las Fuerzas Especiales de la PNC comenzaron el desalojo y utilizaron bombas lacrimógenas para dispersar a los vecinos.

Muchas personas que acuerpaban la protesta optaron por irse debido a que tenían niños y podían resultar afectados por los lacrimógenos.

Sin embargo, un grupo de jóvenes se quedó en el lugar y se enfrentó a los antimotines con palos y piedras, la batalla se desarrolló en el ingreso de la colonia Santa Isabel Uno.

Se reactivan protestas

El pasado 30 de enero, un grupo de vecinos inconformes con el aumento en la tarifa de los servicios se organizó y realizó una manifestación frente a la comuna.

Las protestas de los vecinos duró tres días, en dos de ellos los vecinos impidieron el ingreso de los trabajares al edificio municipal.

Entre los inconformes se encontraba una mujer encadenada por la cintura a la puerta del inmueble, varias personas la acuerparon ante miradas de vecinos que se mostraron solidarios al apoyarlos, y otros indiferentes a las demandas que plantean.

La situación culminó con la implementación de una mesa de diálogo que fue impulsada por la Procuraduría de los Derechos Humanos, pero el malestar de los vecinos continuó debido a que la comuna no dio marcha atrás con las nuevas tarifas.

Audio: Alcalde se defiende