Comunitario

Gobernación y Policía reconocen aumento de la criminalidad

Las autoridades de seguridad reconocieron que hay un incremento de la criminalidad en el país, donde solo este martes murieron seis personas en la capital y Mixco.

Por Carlos Álvarez

Una serie de ataques armados ha alarmado este martes a la población de la zona metropolitana. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Una serie de ataques armados ha alarmado este martes a la población de la zona metropolitana. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

En cinco ataques armados ocurridos en la capital y Mixco murieron igual número de taxistas, que se suman otros a hechos de días recientes donde han muerto niños, comerciantes y trabajadores del transporte público.

Los sucesos ocurrieron en dos horas y dos de los ataques fueron casi de forma simultánea, que provocaron miedo y preocupación en la población.

Nery Ramos, director de la Policía Nacional Civil (PNC), afirmó que hay análisis semanales sobre 16 fenómenos que afectan la tranquilidad de la población.

“En 14 hay una reducción significativa y uno de los otros fenómenos es la violencia homicida donde tenemos un incremento. Estamos hablando de vidas y no podemos permitir que estos números continúen con esa proyección”, dijo Ramos.

El director de la PNC aseguró que hay acciones a nivel nacional específicamente sobre grupos que utilizan esta modalidad —ataques armados— y aseguró que no van a “descansar” hasta lograr detener el aumento.

“Me indignan estas acciones porque el esfuerzo que hacemos las 24 horas del día es enorme, pero esta es la realidad con la que tenemos que trabajar todos los días y a costa de nuestra vida si es necesario”, aseveró Ramos.





En  enero recién pasado,  los ataques contra conductores de microbuses y buses del transporte urbano y extraurbano fueron más evidentes, a diferencia de lo ocurrido este martes.

Esos hechos fueron contabilizados entre las 465 necropsias que ese mes practicó  el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) a personas que fueron baleadas, acribilladas o asfixiadas, cifra superior a la reportada en el  mismo periodo del año pasado, cuando fueron 453.

El Organismo Ejecutivo y el Ministerio de  Gobernación aceptaron el aumento de homicidios y justificaron los hechos como acciones para crear zozobra. Argumentaron que, a escala general,  la incidencia de criminalidad  tuvo una reducción del  15 por ciento en todo el fenómeno acumulado y aseguraron que trabajan en una reorientación de estrategias de investigación, las cuales ya han dado los primeros resultados, ya que han salvado 117 vidas.

Justificación  

Jafeth Cabrera, vicepresidente de la República, manifestó que los ataques son un problema serio y que los repuntes surgen para desestabilizar a la sociedad.

Aseguró  que instruyó  al Ministerio de Gobernación para  frenar la  ola de violencia. “De momento tenemos aún el apoyo del Ejército porque se irá quitando paulatinamente a partir de abril. En este momento aún tenemos ese apoyo a la Policía y lo que se dio fue instrucciones para que se principie a actuar”, agregó.

“Se ha trabajado para combatir el flagelo, pero  surgen nuevas bandas delincuenciales que tratan indudablemente de desestabilizar al Gobierno y generar pánico a la sociedad, porque da la impresión de aumento, y la forma como ejecutan a las personas se sale de cualquier canon de pensamiento humano”, señaló el vicegobernante.

Francisco Rivas, ministro de Gobernación, aseguró que  investigan  cada hecho y que solo al confirmar los datos hará públicas las conclusiones, sin especificar.