Comunitario

Buscan al Gordo, el perro que defendió a su dueño  

Amigos de Melvin González, de 24 años, quien falleció en un hospital luego de haber sido atacado a balazos en la zona 11 por delincuentes que intentaron robarle el vehículo que conducía, están  en busca del Gordo, el perro que corrió detrás de los criminales después del atraco, y está desaparecido.

Por Edwin Pitán

El Gordo, es el nombre del perro desaparecido que defendió a Melvin González, de 24 años, quien falleció luego de ser baleado. (Foto Prensa Libre: Facebook)
El Gordo, es el nombre del perro desaparecido que defendió a Melvin González, de 24 años, quien falleció luego de ser baleado. (Foto Prensa Libre: Facebook)

Los atacantes dispararon e hirieron a González, pero tuvieron que huir sin poder robar el automotor porque el perro mostró resistencia y defendió al joven.

Ha pasado un día desde el ataque y el perro no aparece. Durante el incidente los amigos de González buscaron asistencia médica, y luego de lograr trasladarlo a un hospital –en el que falleció-, buscaron al perro, pero había desaparecido.

La fotografía del Gordo –un bulldog inglés- ha sido colocada a través de carteles en diversos sectores de la zona 11, para encontrarlo. Además, en las redes sociales también se difunde la imagen.

Los amigos de la víctima mortal han publicado este mensaje en las redes sociales: “Estamos buscando al perro que intentó defender a sus dueños en el asalto de zona 11, se llama El Gordo, no cargaba collar y les dejamos una foto por si nos pueden ayudar a buscarlo. Por favor, ayúdennos a encontrarlo. ¡Ya perdimos a un ser querido no queremos perder dos el mismo día!”.

La búsqueda del perro se ha intensificado y hasta el momento han llegado alertas pero no se ha podido dar con el paradero. Los amigos de joven informaron que han recibido información que la última vez que vieron al Gordo fue en el Anillo Periférico, sector de la zona 11, pero no lo han encontrado.

El principio de la amistad

Hace nueve años en la zona 11 se formó la empresa Lito Bags, una compañía dedicada a la elaboración de bolsas de papel. Para comenzar en esa industria se necesitaban trabajadores, y los fundadores de la firma apostaron por jóvenes.

Uno de ellos fue Melvin González, quien desde su vinculación a la compañía mostró dedicación y responsabilidad en su labor. El esmero del joven provocó ganarse la confianza de los propietarios de la empresa, pero detrás de ese ímpetu había un pasado; González era huérfano, sus más cercanos familiares eran un tío y una prima. 

Su amor por una familia llegó a ganar confianza y los sueños de la compañía le brindaron un hogar. Desde entonces el joven tomó la oportunidad de tener un nuevo seno familiar y se dedicó a conservarlo, incluso, cuidó con mucha dedicación al perro de la familia, el Gordo.



Melvin González se mostró cariñoso con El Gordo, pasaba la mayor parte del día acompañado del canino. (Foto Prensa Libre: Facebook)
Melvin González se mostró cariñoso con El Gordo, pasaba la mayor parte del día acompañado del canino. (Foto Prensa Libre: Facebook)


La conexión entre el canino y el joven fue creciendo, a tal punto que González sacaba a pasear al Gordo, sin necesidad de atarle correas al cuello, el cariño se mostró mutuo hasta en el día del ataque.

González el año pasado había terminado sus estudios de nivel diversificado y hasta antes de fallecer, hizo los trámites para ingresar a la universidad.