Comunitario

Médicos temen epidemia de tos ferina en el país

Debido a la vacunación deficiente que se registró en el 2014, especialistas en enfermedades respiratorias e infectólogos, registran un incremento de casos de niños con tos ferina, aunque los casos aún no se reflejan en las cifras oficiales del Ministerio de Salud.

Por Andrea Orozco

Archivado en:

Salud Tos ferina Vacunas
Los niños menores de un año, son los más suceptibles a la tos ferina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Los niños menores de un año, son los más suceptibles a la tos ferina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Durante el 2014 se dejaron de aplicar a niños menores de 5 años, 363 mil 700 dosis de vacuna DPT, que previene la difteria; Bordetella pertussis, causante de la tos ferina; y el tétanos, según información del Programa Nacional de Inmunizaciones.

Edgar Beltetón, pediatra especialista en cuidados intensivos y enfermedades respiratorias, que labora en un hospital privado, dice que aproximadamente un millón y medio de niños se dejaron de vacunar hace un año y ahora se ven casos de niños con tos ferina.

Según Beltetón, el diagnóstico se hace de forma clínica, pero el Ministerio de Salud solo reconoce las pruebas positivas del Laboratorio Nacional de Salud, donde según información de dominio público, no hay reactivo para la prueba.

“Se tienen casos aislados de presencia de tos ferina que no se habían tenido”, asegura el médico experto.

Hay que elevar alerta

Mario Melgar, presidente de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas, asegura que debería declararse una alerta en el país debido a esta enfermedad, que es más grave en niños menores de 1 año y es altamente contagiosa.

Melgar refirió que existe una alerta mundial, declarada por la Organización Mundial de la Salud y que el incremento en casos se puede deber a que ahora hay más acceso al diagnóstico y que la enfermedad ahora afecta a mujeres embarazadas, adolescentes y adultos, “y preocupa más que no haya una baja de inmunización menor a la deseable”.

En los dos nosocomios más grandes del país, el Roosevelt y San Juan de Dios, de referencia nacional, se tiene registro de pacientes pediátricos con esta enfermedad; en el Roosevelt se han atendido en el año siete casos en el año y en el San Juan de Dios, entre 20 y 30 por mes, clínicamente sospechosos de tos ferina o con graves problemas respiratorios que se pueden atribuir a la falta de vacunas.

Beltetón agrega que la vacuna que se aplica de niños no tiene una cobertura amplia y se ha demostrado que los adolescentes entre 12 y 14 años también son susceptibles de esta enfermedad por lo que es necesario una nueva inmunización a los 8 años, aunque lamenta que si no se tiene una cobertura efectiva para las primeras defensas, menos habrá para la segunda vacuna, lamentó el facultativo.

TOSFERINA-2.jpg

Mientras la preocupación en el gremio médico se extiende, el ministerio de Salud afirma que no hay ningún brote o epidemia de ninguna de las enfermedades prevenibles con vacunación y el Centro Nacional de Epidemiología afirma que si se tienen los reactivos en el Laboratorio Nacional para detectar la enfermedad.

El ministerio de Salud aunque descarta que se tenga un repunte de enfermedades respiratorias graves, sí admite que las jornadas de inmunización a través de vacunación a nivel nacional han sido limitadas en los últimos años.

El Centro Nacional de Epidemilogía, contrario a la alerta de los galenos, refiere que los casos de tos ferina podrían no sobrepasar los registrados en el 2014, aunque según el director, Manfredo Orozco, “el hecho de no haber una cobertura completa -de vacunación- puede ser un factor de riesgo”, por lo que tampoco se puede descartar un eventual brote o epidemia de la enfermedad.

Orozco afirma que se está en vigilancia en las fronteras para evitar el ingreso de enfermedades prevenibles con la inmunización, como medida de precaución, sin embargo por ahora descartan que se eleve la alerta por los casos que reportan en clínica de tos ferina.