Comunitario

Daños por lluvia se asemejan a los de un ciclón

La lluvia constante y la saturación del suelo en gran parte del territorio nacional han causado graves daños a la infraestructura del país, pérdidas millonarias y secuelas similares a las dejadas por el paso de un huracán, dijeron las autoridades del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV).

Por Henry Estuardo Pocasangre / Guatemala

El colapso de carreteras y puentes, socavamientos, hundimientos e inundaciones en la Costa Sur se cuentan entre los efectos del clima, mientras el CIV insiste en que es necesario declarar un estado de Calamidad para poder hacer  frente a las emergencias.

“Por suerte, ninguno de los fenómenos —ciclones— que ha habido hasta el momento nos ha golpeado como en el caso de otros países”, afirmó Aldo García, titular del CIV.

Eddy Sánchez, director del Instituto Nacional  de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), se  mostró preocupado por el grado de saturación del terreno, que solo se había registrado en tormentas como Stan y el huracán Mitch, cuando alcanzó el nivel actual.

El riesgo aumenta porque la  lluvia continuará y los daños podrían ser mayores.

Todo septiembre ha sido copioso y hay tendencia de que siga así, dijo Sánchez, quien agregó que la lluvia disminuirá hoy, aunque el jueves volverá a ser severa.

“La lluvia es buena, pero ahora se ha excedido y perjudica la infraestructura. Estamos preparados, pero se nos está desbordando el tema. Estamos seriamente preocupados porque nos hace falta un mes, por lo menos, de lluvia”, añadió el ministro García.

sin 12 puentes  

El CIV reportó que  unas 11 rutas han sido dañadas por la contingencia, además de que 12 puentes  colapsaron, principalmente por la crecida de ríos, que han arrastrado rocas y lodo, y destruido las bases.

Los puentes dañados se encuentran en Suchitepéquez, Alta Verapaz, Izabal, Quiché, Zacapa y El Progreso.

Hasta ahora seis de esos pasos están en proceso de reparación y los demás serán atendidos en los próximo días, informó el CIV. El tránsito por estas estructuras está bloqueado y se han habilitado pasos provisionales.

El CIV ha retirado 125 derrumbes, 17 árboles caídos y reparado siete tuberías y bóvedas colapsadas. La mayoría de emergencias han ocurrido en Huehuetenango, Quetzaltenango, Guatemala, Baja Verapaz y San Marcos.

Juan Carlos Méndez, director de la Unidad Ejecutora de Conservación Vial (Covial), afirmó que por los imprevistos han erogado Q5 millones. Por su parte, el director general de Caminos, Juan José Hanser, informó que han gastado Q1.6 millones.

El Fondo Social de Solidaridad ha desembolsado Q15 millones en 19 frentes de trabajo desplegados a escala nacional.

El ministro de Comunicaciones explicó que son necesarios Q185 millones, “como mínimo”, para atender los estragos que ha causado la lluvia.





Otros problemas

El ministro de Agricultura, Mario Méndez Montenegro, comentó que la lluvia ha ocasionado la pérdida de 378 hectáreas de maíz, frijol, ajonjolí y otros cultivos.

Esto ha afectado a mil 20 familias, “de subsistencia e infrasubsistencia”, que residen en Escuintla, Retalhuleu, Suchitepéquez, Quiché y Alta Verapaz.

El funcionario pidió a la población que esté atenta a los pronósticos del clima, para prevenir más daños.

El vocero de la Presidencia, Heinz Hiemann, informó que en el gabinete de Gobierno de ayer, uno de los temas centrales fue los daños causados por la lluvia.

El portavoz dijo que el mandatario   pidió a los ministros estar pendientes a cualquier llamado para atender la emergencia, y que “no importa el día ni la hora”.

García reconoció que el riesgo ya no solo es la lluvia, sino que se pueda  paralizar el transporte de carga. “Dejar de importar o exportar tiene un efecto devastador. Está sobre nosotros;  toda esta infraestructura que vemos es por la falta de mantenimiento de  años pasados”, añadió.

Solicitan estado de Calamidad

El ministro del CIV, Aldo García, informó que solicitaron ayer durante la reunión de Gabinete de Gobierno, que se evalúe la posibilidad de declarar un estado de Calamidad Pública, ante la emergencia que enfrenta esa cartera por los daños en la infraestructura.

El titular del CIV explicó que la petición será evaluada por el Ejecutivo y que la intención es tener una respuesta ágil a las eventualidades que puedan presentarse por el clima, ya que en las condiciones actuales la respuesta no es tan rápida, debido a los procedimientos de la Ley de Contrataciones.

García explicó que la petición de Calamidad es para carreteras, puentes, vías e infraestructura específica que tenga daños.

“Lo que se quiere es recuperar la transitabilidad de los caminos”, apuntó.

El ministro aseguró que la intención no es la compra de maquinaria, ni la erogación de recursos en cosas que no son necesarias por el momento.

“El estado de Calamidad plantea rapidez para que la empresa  haga el trabajo, eso buscamos”, señaló el García, quien no es la primera vez que plantea esa posibilidad ante el estado de las vías.

Piden renuncia de ministro de comunicaciones

El sector privado organizado en el Comité de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) pidió en su momento la renuncia del ministro del CIV, Aldo García, ante los problemas que han tenido para circular por la red vial nacional.

También los productores agropecuarios, agroindustriales y agroexportadores  que integran la Cámara del Agro solicitaron la salida del funcionario.

“Si no es capaz de atender la situación de las carreteras, que renuncie y ceda su lugar en el cargo”, dijo en julio último Nils Leporowsky, presidente de esa cámara, quien argumentó su petición en las acciones que ha tomado García en el tiempo que tiene como ministro,  en el que ha mostrado “negligencia”.

Ese pronunciamiento se sumó al que días antes había fijado la Cámara de la Construcción.