Comunitario

Denuncian a empresas por desvío y contaminación de ríos

Doce empresas fueron denunciadas por desviar y contaminar afluentes.

Por Edwin Pitán

Los ríos de la Costa Sur son los que muestran más evidencias de la reducción de sus caudales, por la escasez de lluvias y los desvíos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los ríos de la Costa Sur son los que muestran más evidencias de la reducción de sus caudales, por la escasez de lluvias y los desvíos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Doce empresas están bajo investigación del Ministerio Público (MP) por las denuncias que presentó el Ministerio de Ambiente por desvío y contaminación de ríos.

Líderes comunitarios recibieron ayer el informe de las 18 denuncias contra fincas e ingenios.

El documento fue entregado en el Palacio Nacional de la Cultura por el ministro de Ambiente, Sydney Samuels. 

Samuels indicó que preparan cinco denuncias más.

Los comunitarios señalaron que es necesario impulsar y aprobar en el Congreso una ley de aguas.

Investigadas por el MP

  1. Palmas del Horizonte, S. A., en San Marcos.
  2. Ingenio Tulula, en Retalhuleu, tiene tres denuncias.
  3. Fincas del grupo Hame, con fincas en Escuintla y Retalhuleu, tiene dos denuncias.
  4. Finca Las Cabañas, en Retalhuleu.
  5. Finca Cancuén, en Petén.
  6. Ingenio Palo Gordo, en Suchitepéquez.
  7. Ingenio Pantaleón, en Escuintla.
  8. Ingenio Magdalena, en Escuintla.
  9. Ingenio La Sierra, en Escuintla.
  10. Ingenio Palo Blanco, en Escuintla.
  11. Ingenio Madre Tierra, en Escuintla.
  12. Frutera del Pacífico, en Escuintla.

Las denuncias fueron presentadas por el desvío de nueve ríos, otra más por contaminación de afluentes y según el ministro de Ambiente, se preparan cinco denuncias más.



El vicepresidente Jafeth Cabrera y el ministro de Ambiente Sydney Samuels entregan a Daniel Pascual el informe de contaminación y desvío de ríos. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
El vicepresidente Jafeth Cabrera y el ministro de Ambiente Sydney Samuels entregan a Daniel Pascual el informe de contaminación y desvío de ríos. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)


Se reducen afluentes

Los desvíos de ríos se hicieron notar más este año con una denuncia en Santa Rosa, por una alteración en el cauce del río Los Esclavos.

En febrero  último, varias denuncias y quejas llamaron la atención en Santa Rosa, acerca de la escasez de agua o el acceso al líquido pero contaminado.

Además de  los efectos del cambio, casi 50 mil comunidades que viven cerca del río Los Esclavos y sus afluentes lidiaban con los desvíos y contaminación de las aguas.

De hecho,  varios afluentes, como La Virgen, Seco, La Canoa y San Juan Tecuaco, en Santa Rosa, se reportaron casi secos.

Los desvíos  eran hechos por industrias de caña, granjas de aves y porcinas, entre otras actividades.

Más de 30 kilómetros del trayecto que recorre el río Madre Vieja se encuentran áridos.

Mesas técnicas se instalaron para que Gobierno, comunidades, alcaldías y empresas intenten solucionar el problema de los desvíos.

La Marcha por el Agua, en abril pasado, solicitó al Congreso que tipifique como delito el desvío de ríos, a lo que diputados se comprometieron, mientras sigue pendiente una ley de aguas.

Ley pendiente

  • Guatemala es el único país que no tiene una normativa específica.
  • Seis iniciativas al respecto se han presentado en el Congreso.
  • La última fue presentada en 2007, y es la que se ha tomado como base.
  • Otra se encuentra en revisión y socialización en el Ejecutivo.
  • Esta habla del uso del agua y cuidado de las cuencas.