Comunitario

Capturan a mujer por secuestrar a su sobrino

Yoselin Noemí Rodas Pérez, de 20 años, alias la Seca, fue capturada este miércoles como sospechosa de haber participado el 10 de junio último en el secuestro de un menor de 8 años, sobrino de su exesposo. La aprehensión fue resultado de tres cateos en Villa Nueva.

Por Glenda Sánchez

Operativos contra secuestradores en distintas áreas de Villa Nueva. (Foto Prensa Libre: MP)
Operativos contra secuestradores en distintas áreas de Villa Nueva. (Foto Prensa Libre: MP)

En los operativos también fue detenido Héctor Saúl Montúfar Chigüela, 18, alias el Chato,   integrante, junto con la capturada, de la agrupación criminal  Diluvio.

Rodas Pérez  fue detenida en su residencia, ubicada en  la colonia Linda Vista, Villa Nueva. Afuera de la casa observaban varios hombres, quienes manifestaron a las autoridades su rechazo a la captura y amenazaron  a los agentes y periodistas que cubrieron el operativo.

Montúfar Chigüela fue detenido en un asentamiento del mismo municipio.

“Los dos aprehendidos  fueron remitidos al Juzgado de Villa Nueva”, informó Jorge Aguilar, vocero de la Policía Nacional Civil (PNC).

Antes de ingresar al juzgado, Rodas Pérez aseguró a la prensa que  fue retenida junto al menor,  amenazada con un cuchillo por varios hombres, que luego los llevaron a un túnel.

“Un hombre al que le dicen el Chato fue el que solicitó el rescate... Yo no lo conozco, solo escuchaba que ellos querían Q100 mil, y  cuando vieron   difícil la entrega me dijeron que me fuera, que no querían problemas con la Policía”, explicó.

Además dijo que es ama de casa y   su esposo trabaja con los padres del niño, en una venta de huevos.

Los dos aprehendidos debían ser escuchados en el juzgado  en primera declaración, y al cierre de la edición se desconocía su situación jurídica.

Indicios

Datos preliminares de la investigación indican  que el 10 de junio último, la señalada llegó a la casa de los padres del niño —había estado casada con el hermano de la madre—, lo que les pareció extraño, porque no lo hacía con frecuencia.

Se presume que a las 12.30 horas  fue a recoger al niño  a la escuela, en Planes del Frutal, Villa Nueva.

“Ese día, la tía política fue a traer al menor y bajo engaño lo subió a una camioneta extraurbana,  rumbo a la zona 1 de ese  municipio. Dos hombres la interceptaron, luego los cuatro se dirigen a un túnel de concreto”, refiere el informe policial.

La familia narró que la víctima y su hermano estudiaban en el mismo establecimiento, pero ese día solo regresó a la casa uno de ellos, y le le explicó a la madre que vio al niño en la fila para salir del establecimiento  pero  nunca lo encontró.

Minutos después, familiares del menor se dirigieron al centro educativo para buscarlo. Lo único que les informaron  fue que lo habían visto fuera de la escuela, de la mano de una mujer. Esta información los alertó y buscaron ayuda.

Durante más de cuatro horas, el pequeño permaneció secuestrado en la zona 1 de Villa Nueva. En la noche  fue  liberado junto a la mujer, porque fracasó la negociación.

Rescate

Aunque el informe no detalla si  los secuestradores se comunicaron con la familia, sí menciona que la organización criminal exigía unos Q100 mil como rescate.

Otro aspecto que vincula a la sospechosa es una conversación que las autoridades sostuvieron con el niño. Según los investigadores, este les contó que “ella —Rodas Pérez — conversaba mucho con los secuestradores”.

“Nos llamó la atención que el niño cuenta que la sospechosa mantenía conversación con naturalidad con los presuntos secuestradores”, explicaron los detectives.

Durante tres meses, el Ministerio Público y la PNC investigaron el caso y las declaraciones, lo cual permitió descubrir al grupo criminal Diluvio, integrado por tres personas —los dos capturados ayer y Alderson Enrique Pérez Machá, 19, jefe operativo de la estructura y negociador, quien se encuentra prófugo—.