Comunitario

Director de correccional Gaviotas muere en ataque de pandilleros

El director del  Centro juvenil de detención provisional Gaviotas,  Luis Andrés Cuyún Navas, de 30 años, murió en el ataque que supuestos pandilleros efectuaron este día contra el vehículo en el cual se movilizaba en la calzada Atanasio Tzul, zona 12, confirmó la Policía Nacional Civil.   

Por José Manuel Patzán

Dos detenidos, un muerto y armas decomisadas saldo de balacera entre policías y delincuentes. (Foto Prensa Libre: E. Paredes)
Dos detenidos, un muerto y armas decomisadas saldo de balacera entre policías y delincuentes. (Foto Prensa Libre: E. Paredes)

La información preliminar detalló que en el picop de color gris oscuro viajaban dos investigadores de la Policía. Esa información la desmintió la institución policial al señalar que no había una investigación en esa área.

Lo que sucedió en la 50 calle y calzada Atanasio Tzul, fue un ataque directo que tres pandilleros que viajaban abordó de una camioneta perpetraron contra el director de correccional y su chofer Abimael Rodas López, 43.

El ataque comenzó cuadras atrás, según detalles de investigadores,  la camioneta de los pandilleros se colocó a la par del picop y empezaron los disparos, al llegar a la 50 calle Cuyún y Rodas abandonan su vehículo para repeler el ataque.

Antes de bajar del  picop, el director del correccional, ya está herido, muere al disparar contra sus agresores que lo abaten con los fusiles de asalto que llevaban.   





Una cuadra adelante del tiroteo dos agentes de la Policía toman nota de un accidente de tránsito que ocurrido en la madrugada, los policías escuchan los disparos y corren para avisan por la radió que darán persecución a la camioneta de los pandilleros y piden ayuda.

La persecución contra los pandilleros termina en el sector uno de la Línea Férrea en la misma zona, uno de los tres ocupantes del automotor huye. En el auto encuentran dos fusiles AK-47 y granadas.

Los detenidos son Mario Alfonso Aguilar, de 18 años, y el salvadoreño, Juan Carlos Medina Luna, 29, ambos son integrantes de un grupo de pandilleros de la Mara Salvatrucha.

Marero_z12.jpg

Medina Luna, manifestó que ingresó al país hace dos meses, explicó que fue contratado por un pandillero apodado el Travieso, para matar a trabajadores de la Secretaria de Bienestar Social que tienen a su cargo el correccional juvenil.

Por atacar a los funcionarios Medina señaló que no cobro, “lo hice porque me gusta matar” dijo.





Aguilar contó que trabaja de ayudante de buses en el asentamiento Mario Alioto en la zona 12 de Villa Nueva.

El motivo del ataque según detalló uno de los pandilleros fue porque los menores de edad recluidos en el correccional y que son integrantes de la pandilla Salvatrucha son objeto de malos tratos y vejámenes.

Líderes tratan mal a sus miembros





¿Cuánto gana un sicario por matar a una persona?





El sicariato como profesión





Confesiones de supuestos sicarios