Guatemala

Disfrute de un verano sin riesgos de enfermedades

El sol y el calor motivan a muchas personas a buscar diversión, relajarse y viajar a distintos lugares de recreación para alejarse de la cotidianidad, pero también se puede incrementar el riesgo de padecer enfermedades, por lo que especialistas brindan recomendaciones para disfrutar de un verano sin riesgos.

Por Yanira Alvizurez / Guatemala

En Semana Santa muchas personas aprovechan para salir y tienden a comer en la calle, lo cual las expone a ser víctimas de las enfermedades gastrointestinales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
En Semana Santa muchas personas aprovechan para salir y tienden a comer en la calle, lo cual las expone a ser víctimas de las enfermedades gastrointestinales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El médico internista Mynor Arana explicó que el calor genera un ambiente propicio para que los microorganismos entren al cuerpo y creen una reacción inflamatoria que debilita las defensas y causa faringitis, bronquitis y otitis (inflamación de oído).

Para prevenirlos, el especialista recomienda secar el cuerpo adecuadamente después de salir del agua, mantener el cabello seco y limpiar los oídos para no dejar líquidos que puedan ocasionar resultados nocivos.

Arana asegura que la población más afectada son las personas de la tercera edad y los niños menores de cinco años, por lo que es recomendable vacunarlos, mantener hábitos de higiene, hidratarlos y que consuman alimentos ricos en vitaminas A y C.

Gastrointestinales

La época de  Semana Santa es la ocasión en la que muchas personas tienden a comer en la calle, lo cual las expone a ser víctimas de los males gastrointestinales, porque en la mayoría de ocasiones los alimentos no cumplen con los estándares de calidad para ser consumidos.

Familia disfruta de un paseo por uno de los csitios turísticos de la capital. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Familia disfruta de un paseo por uno de los csitios turísticos de la capital. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Blanca Morales, coordinadora del Programa de Infecciones Respiratorias Agudas y Enfermedades Transmitidas por Alimentos y Agua del Ministerio de Salud, dijo que los problemas más comunes son las infecciones estomacales e intoxicaciones, cuyos síntomas son diarrea, vómitos y deshidratación, entre otros.

"En la mayoría de los casos, esos males surgen por bacterias en el ambiente, beber agua contaminada, ingesta de alimentos crudos, mal preparados o en mal estado y el exceso de comida; así como la falta de reposición oportuna de líquidos y electrolitos que pierde el organismo, por lo que para prevenirlas es importante lavarse las manos con agua y jabón, utilizar gel desinfectante, comer en lugares higiénicos y mantenerse bien hidratado”, dijo Morales.

Añadió que se debe hervir o clorar el agua para consumo, evitar la mezcla de alimentos crudos con cocidos, asegurar la cocción correcta del pollo, carne y mariscos. Además, se debe verificar que los puestos de comida tengan las condicionas mínimas de higiene, entre ellas, que los alimentos estén cubiertos y que quien cobre no sea la misma persona que despacha.

Dérmicas

El problema más frecuente de la piel es la quemadura solar, caracterizada por edema, sensación de ardor y enrojecimiento, por lo que los veraneantes deben utilizar protector solar en todas las áreas descubiertas cada tres horas, usar gorra o sombrilla y evitar largas exposiciones al sol, especialmente después de  las 10 y 15 horas.

Además de usar ropa delgada de algodón que cubra la piel. En los bebés es necesario el cambio de pañal constantemente, pues no hacerlo podría causarle escaldaduras.

Virales

El infectólogo Mario Melgar, asegura que el clima cálido favorece la proliferación del mosquito Aedes Aegypti, vector del dengue, chinkungunya y zika,  así como el riesgo de contraer malaria o paludismo, el cual es causado por un parásito trasmitido por la picadura del mosquito Anopheles; por lo que recomienda erradicar los criaderos, aplicar repelentes y usar mosquiteros, además de fumigar eventualmente las viviendas.

Además evitar tener recipientes con agua estancada, donde deposita la hembra sus huevecillos. Así mismo realizar tareas de limpieza frecuentemente en patios y alrededores de los hogares, colocar boca abajo los recipientes que no se utilicen, mantener limpias pilas, toneles y desagües.

Los especialistas recomiendan comer alimentos saludables para prevenir enfermedades. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Los especialistas recomiendan comer alimentos saludables para prevenir enfermedades. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Otras recomendaciones:

  • Si usa piscinas, ver que el agua no esté sucia antes de nadar, para evitar infecciones cutáneas u oftalmológicas.
  • Utilizar bloqueadores solares y cremas hidratantes para la piel.
  • Seque el cuerpo, el cabello y los pies después de mojarse. Si es picado por un insecto, tome antihistamínicos y aplíquese cremas desinflamatorias.
  • El agua clorada irrita los ojos, utilice gotas descongestivas para minimizar la afección.
  • Ingiera suficiente agua para evitar la sudoración excesiva, la cual causa deshidratación.
  • Evite las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Incluya en su dieta verduras y frutas con vitamina C, como sandia, fresas, melón, melocotón, ciruela, brócoli y lechuga.    
  • Mantener a los niños en la sombra y nunca exponer al sol a bebés menores de 6 meses, ni siquiera con protector solar.
  • Usar ropa clara, sombrero, gorra y lentes para proteger del sola la piel y los ojos.
  • Si viaja lleve un botiquín que incluya  termómetro, tijeras de punta redonda, pinzas, gasas estériles, gasas de vaselina para quemaduras, vendas, algodón, curitas, agua oxigenada, alcohol, jabón antiséptico, pomadas antinflamatorias, antidiarreicos y laxantes.

El clima

Según el Departamento de Investigación y Servicios Climáticos del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología e Hidrología, en los últimos años se ha registrado un incremento de la temperatura en todo el país, debido a la generación de gases de efecto invernadero (vapor de agua, dióxido de carbono, metano, óxido de nitrógeno y clorofluorocarbonos) y otras emisiones causadas por los seres humanos y que favorecen el calentamiento global.