Comunitario

Ejecutivo busca evitar paro del transporte público

La reunión que sostuvo el vicepresidente de la República, Juan Alfonso Fuentes Soria, con representantes de la Municipalidad de Guatemala se debe a que el Ejecutivo intenta evitar una paralización del servicio de transporte público.

Por Joel Suncar

Usuarios del Transurbano hacen filas para abordar una unidad en la zona 1 capitalina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Usuarios del Transurbano hacen filas para abordar una unidad en la zona 1 capitalina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El viernes recién pasado el vicemandatario sostuvo una plática privada con Giovanni Musella, presidente de la Empresa Municipal de Transporte (EMT), entidad de la comuna capitalina, y representantes de los usuarios.

Entre los temas abordados destaca la integración de una Comisión Multisectorial que buscará una solución a la problemática del transporte público en la capital guatemalteca.

“El subsidio fue otorgado de una manera arbitraria. La falta de transparencia en el manejo del subsidio podría provocar una conflictividad enorme. Es posible que haya una paralización del transporte público”, indicó Marco Vinicio Mejía, secretario particular de la vicepresidencia.

Mejía participó en la reunión junto a Fuentes Soria, autoridades de la EMP y delegados de los usuarios. “Ellos acudieron al Ejecutivo para solicitar la creación de una Comisión Multisectorial para que el subsidio se maneje con transparencia”, refirió.

El funcionario recordó que durante el gobierno de Álvaro Colom se otorgó el subsidio a la Asociación de Empresarios de Autobuses Urbanos (AEAU), quienes son propietarios del Transurbano.

"La Municipalidad, a través del Transmetro, no tiene la capacidad de atender una inminente paralización". 

“Se favoreció sólo a un grupo de transportistas que están siendo investigados  por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala. La Municipalidad, a través del Transmetro, no tiene la capacidad de atender una inminente paralización del transporte público”, explicó Mejía.

Afirmó que la reunión del viernes fue un primer acercamiento para decirle a la población que se está buscando una solución para mantener la tarifa del pasaje y brindar un mejor servicio.

“Lo más importante es que el subsidio sea administrado con transparencia, si es que se mantiene, porque no está contemplado en la propuesta actual del Presupuesto 2016”, concluyó.

Servicio paralizado

El pasado 6 de noviembre pilotos del Transurbano, eje sur, protestaron en la 35 calle de la zona 12. Los conductores atravesaron dos autobuses que bloquearon el paso vehicular en la avenida Petapa y calzada Atanasio Tzul.

Los inconformes denunciaron que ser víctimas de malos tratos. Además, indicaron que los empresarios les adeudaban el pago de salarios correspondientes a octubre. “Esto no es nuevo. Ocurre todos los meses”, señalaron.

Un día después, debido a que el pago de los sueldos seguía sin efectuarse, los pilotos decidieron paralizar el servicio, lo cual afectó a miles de usuarios que residen en el sur de la capital.

Alza a la tarifa

El 2 de octubre último Prensa Libre publicó que la AEAU, que aglutina a mil 300 transportistas, acordó renunciar al subsidio de Q35 millones que el Gobierno le entrega cada mes, lo cual abre la puerta a un aumento en la tarifa del pasaje.

Un día antes Sergio Vásquez, portavoz de la AEAU, manifestó que los integrantes de esa asociación desistirán del subsidio y pedirán al Organismo Ejecutivo que sea eliminado.

“Se están haciendo los acercamientos con el gobierno de turno para hacer el planteamiento. Los transportistas quieren que se evalúe la propuesta y se analice la posibilidad de entregar el subsidio a los usuarios”, explicó.

Vásquez afirmó que, paralelamente, la AEAU buscaría reunirse con autoridades de la Municipalidad de Guatemala para estudiar un posible aumento en el precio del pasaje.