Comunitario

El hombre que llegó muy lejos y voló hasta el cielo

El sueño de un hombre con capacidades especiales de poder subir a un avión y emprender un viaje por los aires, se cumplió. Esto gracias al Ministerio de la Defensa en conjunto con la Fuerza Aérea guatemalteca y su labor social con el pueblo.

Por Josué León

Los sueños de muchos llegan a frustrarse con el tiempo por diferentes razones. Sin embargo, para algunas personas los sueños son la pasión por querer vivir cada día.

Ernesto Fernando Valiente, de 26 años, conocido como "El Canche", demostró que la vida no es tan dura como parece, a pesar de tener padecimientos físicos y mentales.



Ernesto Fernando Valiente cumplió su sueño de volar. (Foto Prensa Libre: Josué León)
Ernesto Fernando Valiente cumplió su sueño de volar. (Foto Prensa Libre: Josué León)


Cumplió su sueño y disfrutó de las maravillas de la vida. Subió a un avión y vio los bastos campos, las nubes que adornan los cielos y las aguas que llenan los mares.

Logró el ansiado momento por ser un hombre ejemplar y motivador.  Así fue como colaboradores del Departamento de abrigo y protección para niños y niñas adolescentes con discapacidad severa y profunda (conocido como ABI), el Ministerio de la Defensa, la Fuerza Aérea Guatemalteca y la Escuela de Paracaidismo Militar, decidieron rendirle homenaje.



Ernesto Fernando Valiente cumplió su sueño de volar. (Foto Prensa Libre: Josué León)
Ernesto Fernando Valiente cumplió su sueño de volar. (Foto Prensa Libre: Josué León)


El viaje realizado a 7 mil 500 pies de altura, comenzó en la pista del Aeropuerto Internacional La Aurora. Recorrió los principales lugares de la ciudad Capital hasta llegar a la base militar de paracaidistas en el Puerto de San José, Escuintla.





Historia

Al tener siete años su madre falleció por tuberculosis. Un hogar temporal en Quetzaltenango le abrió las puertas para tener una familia. Pasaron seis años y el joven fue albergado por ABI, donde reside actualmente.

"Por su pelo castaño se le nombró como 'El Canche". Él es una persona agradecida y cariñosa. Es un paciente que da el ejemplo", comentó la licenciada en trabajo social, Marcia Mejia.



Los ojos de Ernesto se llenaron de asombro al ver a través de la ventana.(Foto Prensa Libre: Josué León)
Los ojos de Ernesto se llenaron de asombro al ver a través de la ventana.(Foto Prensa Libre: Josué León)


"El Canche" tiene una discapacidad leve y síndrome compulsivo por daño cerebral en el lóbulo temporal. Esto provoca que tenga poca expresión verbal.

Ernesto se graduó de ayudante de consejería en un centro avalado por el Intecap. Además, practica natación los martes y jueves, y ha participado en las olimpiadas especiales.

¿Qué es ABI?

El Centro de abrigo y bienestar Integral (ABI) alberga a 63 pacientes: 35 hombres, comprendidos entre 7 a 41 años; y 28 mujeres, entre 7 a 51 años.

Dicho centro atiende a personas que han tenido abuso físico, emocional e inclusive sexual. Asimismo discapacidad mental severa.

"La ayuda que ofrece el centro a los pacientes es poder desarrollar sus habilidades hasta la capacidad de cada uno de los que viven en el lugar", dijo el doctor Roberto Martínez Porras, quien es el director del lugar.

Puede contactar al Centro de abrigo y bienestar integral (ABI) al 2261-3140 o al coerreo residencialabi@gmail.com.