Comunitario

En el mundo hay 58 millones de niños sin estudiar

De los 58 millones de infantes a nivel mundial sin escolaridad, en Guatemala aproximadamente existen 2 millones, de estos unos 800 mil son jóvenes, asegura el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales.

Por Glenda Sánchez

Julio Carranza,  representante de la UNESCO para Guatemala, durante la presentación del Informe de Educación. Foto Prensa Libre: Edwin Bercián
Julio Carranza, representante de la UNESCO para Guatemala, durante la presentación del Informe de Educación. Foto Prensa Libre: Edwin Bercián

Según el informe de Seguimiento de La Educación para Todos 2000-2014 de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco) presentado ayer, reveló avances significativos en el tema educativo, como la paridad de enseñanza entre los sexos, aunque el problema persiste en casi en la tercera parte de los países que participaron.

Sin embargo, también evidencio el aumento de la desigualdad educativa y reflejo que la probabilidad de no ir a la escuela es cuatro veces mayor entre los niños más pobres del mundo que los que se encuentran en el rango de riqueza mayor y cinco veces mayor de no terminar la primaria.

“En el mundo existe 58 millones de niños sin escolaridad y otros 100 millones que no alcanzaron terminar la primaria”, detalla el informe.

De ese total según Enrique Maldonado, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) manifestó que solo en Guatemala se estima que 2 millones entre niños y jóvenes, no van a la escuela y de esa cantidad 800 mil son jóvenes.

Afectados

Los sectores más afectados son las regiones que se encuentran alejadas de las áreas urbanas, las mujeres y los niños que trabajan. Asimismo, comentó que el principal problema es el “poco” interés que muestran los gobiernos para aumentar los presupuestos asignados a la educación.

“En Guatemala solo el 3% del Producto Interno Bruto (PIB) es el que se designa para este sector, uno de los más reducidos a nivel de la región”, señaló.

Y es que el informe establece que a pesar que “muchos”, gobiernos han incrementado los recursos, pocos han dado prioridad a la educación en los presupuestos y la mayoría asigna menos del 20 por ciento, que se recomienda para subsanar los déficit de financiación.

Objetivos

Este informe fue elaborado en base a seis objetivos planteados durante el Foro Mundial sobre Educación celebrado en Dakar (Senegal) donde participaron 164 países. Los objetivos fueron: Atención y educación a la primera infancia, enseñanza primera universal, competencia de jóvenes, alfabetización de los adultos, igualdad de género y calidad educativa.

De esos seis compromisos, el que menos países cumplieron fue el de la alfabetización y educación en adultos, ya que solo el 23 por ciento, aumento del 2000 al 2015 el número de adultos alfabetizados en un 50 por ciento, particularmente tratándose de mujeres.

“781 millones de adultos no tienen competencias básicas en lectura y escritura, la tasa de analfabetismo registro una leve reducción del 18 por ciento en 2000 a un 14 por ciento en 2015”, explicó el documento.