Comunitario

Érick, el bombero que lucha por vivir para servir

Este año podría graduarse de bachiller en ciencias y letras, elegiría seguir en la universidad la carrera de abogado, y en abril tiene previsto viajar a México para capacitarse como paramédico. Estas son las metas de Erick Limatuj, de 20 años, un bombero que está grave luego que un taxista ebrio lo atropelló.

Por Edwin Pitán

A sus 20 años el bombero, Érick Limatuj, lucha por vivir y cumplir sus sueños de servir en su comunidad y graduarse de abogado. (Foto Prensa Libre)
A sus 20 años el bombero, Érick Limatuj, lucha por vivir y cumplir sus sueños de servir en su comunidad y graduarse de abogado. (Foto Prensa Libre)

Las maquinas que marcan el ritmo cardiaco de Érick en una sala de cuidado intensivo del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) 7/19 de la zona 4 de Mixco, indican desde Miércoles Santo que el joven está inconsciente.

Sus padres, Olga Lilia Castillo y Guillermo Limatuj, lamentan el estado de salud de su hijo, el más pequeño de seis, señalan que apenas tiene 20 años y que antes del fatal accidente estaba motivado por el viaje que haría a México, en abril para capacitarse en paramédico.

“Él es un muchacho muy generoso, desde pequeño se interesó por ser colaborador y ayudar a la gente. Es mi bebé, es el hijo más pequeño que Dios me regaló”, manifestó Castillo, quien asegura está viviendo uno de los momentos más duros de su vida al ver inconsciente a su hijo en una camilla.

“Erick, desde hace dos años decidió arriesgar la vida por los demás. En un principio me pareció un trabajo con riesgos, pero él deseaba ayudar y se preparó como bombero”, habló la mamá, feliz por el don de su hijo, pero destrozada por las consecuencias que dejará el accidente en su Érick.

El joven se encuentra hospitalizado luego de tener un accidente de tránsito cuando viajaba en su motocicleta.

Sueños

A los 18 años, Erick empezó a prepararse en los Bomberos Municipales Departamentales, luego de ganar los cursos de rescatista fue asignado como bombero en la estación de la colonia Santa Isabel 2, de la zona 3 de Villa Nueva.

Desde entonces se destacó por su laboriosidad  y agilidad como rescatista. El jefe de la estación de los Bomberos en la colonia, Walter Orellana, dijo: “Érick es uno de mis mejores rescatistas, siempre está disponible para salvar vidas, y tiene gran conocimiento de la profesión”.

Érick pasó de rescatar vidas a tener la suya en riesgo. Los médicos del Seguro Social informaron a los padres que su hijo tiene fracturas en el cráneo y su evolución es reservada. Esa noticia tiene angustiada a la familia Limatuj.

“Érick está en la mejor etapa de su vida; cumplió su sueño de ayudar a la gente al ser bombero, este año se gradúa, en abril iba a viajar a México, y estaba pensando en elegir la universidad en que estudiaría para ser abogado”, relató el padre, Guillermo Limatuj.

Ejemplo

En Isabel 2, Érick es muy conocido por su labor en la iglesia católica. En la congregación ha sido líder de grupos juveniles, periódicamente se le veía en las casas evangelizando a jóvenes. “Uno de sus mayores anhelos era hablar de Dios ante los jóvenes para evitar que se involucraran en  pandillas, ese es mi hijo”, señaló Limatuj.

Según los familiares, Érick se ha caracterizado por ser servicial y un buen estudiante. En estos momentos solo esperan que recobre la consciencia y vuelva a salvar vidas.

En la estación bomberos los rescatistas recuerdan que una de las últimas emergencias que atendió el joven, fue a un tendero que fue baleado. “Érick estaba de descanso y hubo un ataque armado cerca de su casa, no lo dudó y cuando vimos estaba auxiliando al hombre que fue baleado. Recuerdo que tenía puesto sus guantes y la persona llegó con vida al hospital”, relató Orellana.

El accidente

El Miércoles Santo, a las 17 horas frente al condominio El Frutal en la zona 5 de Villa Nueva, una taxista arrolló a un motorista, la víctima de ese accidente es Érick, se dirigía a la estación de Bomberos para arrancar su turno,  pero nunca llegó.

El reporte de la Policía Nacional Civil de la comisaría 15 indica que el conductor del taxi, Hugo Leonel  Gonzáles Botón, de 44 años, con licencia tipo A, chocó contra la moto de Erick. El motorista fue trasladado al hospital Roosevelt.

El Jueves Santo los bomberos de la estación de Santa Isabel 2, se preocuparon porque Érick no llegó a trabajar. Al mediodía la novia llegó a la estación y preguntó por él, nadie sabía dónde estaba.

La familia fue informada de la desaparición de Érick, y comenzaron su  búsqueda.  Lo encontraron  inconsciente en el hospital Roosevelt. Los Bomberos y la familia gestionaron su traslado al IGSS 7/19.

El padre de Érick guarda la esperanza que su hijo reaccione y retome su vida para llevar a cabo los sueños y metas que tienen por delante. “Mi hijo está en estado de coma, no se mueve desde el Miércoles Santo, aún no ha resucitado”, manifestó Limatuj.



La familia del bombero espera que el taxista sea juzgado y pague los gastos médicos de Érick. (Foto Prensa Libre: É. Ávila)
La familia del bombero espera que el taxista sea juzgado y pague los gastos médicos de Érick. (Foto Prensa Libre: É. Ávila)