Comunitario

Escasez en centros de Salud afecta nutrición

Monitoreo evidencia que hay deficiencias para la atención a los niños.

Por Andrea Orozco

Madres acuden a los puestos de Salud con sus hijos, pero no siempre hay medicamentos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Madres acuden a los puestos de Salud con sus hijos, pero no siempre hay medicamentos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Este año, tres de las 10 acciones de la Ventana de los Mil Días no se aplicaron de manera adecuada debido al desabastecimiento en centros y puestos de Salud de micronutrientes que deben consumir mujeres embarazadas y niños menores de 24 meses.

Así lo confirma el informe más reciente del monitoreo a los servicios de salud del primer nivel  de atención (Monimil).

El estudio, hecho público en la página de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional, corresponde a julio de este año y compara el abastecimiento con marzo pasado. Revela que durante la mayor parte del año hubo poca  suplementación de vitamina A y micronutrientes.

Programa importante

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia considera fundamental para el combate de la desnutrición las acciones en los primeros mil días de vida de una persona —Ventana de los Mil Días—, y que abarca desde la concepción hasta los 2 años.

Este programa consiste en aplicar 10 acciones: la promoción de la lactancia materna, mejorar la alimentación complementaria, mejorar prácticas de higiene, suplementación de vitamina A, suplementación de cinc para el manejo de la diarrea y provisión de micronutrientes en polvo.

Además, se contemplan la desparasitación y vacunación, la suplementación de hierro y ácido fólico para prevención y tratamiento de anemia en mujeres embarazadas, prevención de deficiencia de yodo a través de la sal yodada y fortificación de los alimentos con micronutrientes.

Hallazgos

El Monimil de julio evaluó  893 puestos de Salud de los mil 191 que funcionan en el primer nivel. De ellos, 81 reportaron estar en una situación “crítica” —sin existencia— de micronutrientes en polvo. Otros siete no tenían vitamina A y cinco más estaban desabastecidos de micronutrientes para mujer.

Además, 47 de los puestos visitados indicaron tener “una condición inadecuada en vitamina A”, que significa que no tienen todos los insumos necesarios para cumplir con la acción, 20 centros más estaban en la misma condición respecto de  micronutrientes para mujer.

En marzo, la situación fue similar, pues 33 servicios estaban en situación crítica respecto de los micronutrientes en polvo y 12 no tenían el insumo para entregar a las mujeres.

Uno de los hallazgos de la evaluación es “el desabastecimiento de  micronutrientes  en  polvo  para niños de  forma  generalizada  en  las  áreas de Salud. En 23 de las 29 direcciones de áreas de Salud, la mayoría de puestos no tienen este insumo”.

También se indicó que alrededor de 10 por ciento de los puestos que reportan tener los insumos, no tienen cantidad suficiente para completar un mes. “Este hallazgo es repetitivo para todos los insumos y es independiente de la fecha de visita”, se indica.

Necesarios

El desabastecimiento y la poca entrega de micronutrientes se confirmó con un monitoreo a 156 servicios de Salud, de 55 municipios en 10 departamentos, que efectuó la Alianza Nacional de Mujeres Indígenas por la Salud Reproductiva, la Nutrición  y la Educación (Aliamnisar).

El reporte indica que el 91% de los puestos visitados reportaron que no tenían alimentos complementarios desde agosto del 2015.

Además, los hallazgos revelaron que no hay fechas estandarizadas para la entrega de los insumos, pues algunos los reciben cada mes, otros cada dos o tres meses y algunos deben esperar más tiempo.

Silvia Xinico,  de Aliamnisar, dijo que aparte de la entrega lo que se necesita es consejería para las madres sobre cómo utilizar los micronutrientes, pues  muchas aún desconocen la forma de consumo y los beneficios que obtienen al dar a sus hijos el producto. Las charlas en idioma materno son esenciales, reitera.





Insuficiente

El representante de la Alianza por la Nutrición, Adonay Cajas, afirmó que la escasez de micronutrientes preocupa, debido a la situación en la que se encuentra el país, donde la mitad de los niños sufre desnutrición crónica.

“La desnutrición se puede prevenir en los menores de 2 años, y preocupa que no se haya priorizado la gestión y los recursos para comprar los insumos que se requieren”, manifestó.

Cajas explicó que en la más reciente reunión del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional se informó por parte de la cartera de Salud que se abasteció de micronutrientes, pero también se comentó que solo es la tercera parte de lo que se requiere para todo el país.

Se mejoró

La responsable del componente de micronutrientes del Programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Ministerio de Salud, Dinora Mendoza, confirmó el desabastecimiento del insumo, e incluso mencionó que eso era una constante.

Mendoza refiere que el cierre de áreas de Salud, presupuesto escaso y problemas con la extensión de cobertura pudieron influir, pero asegura que a partir de la toma de posesión de las nuevas autoridades de Salud la situación mejoró y, hasta el jueves pasado, el 75 por ciento de áreas estaban abastecidas.

La funcionaria afirmó que lo más importante es la alimentación y la lactancia materna, pues  los micronutrientes solo son un complemento.