Comunitario

Facebook ayudó a que hermanos se reencontraran

María, Abraham y Encarnación lograron reencontrarse este viernes con su hermana Juana, con quien tenía 36 años sin verse, luego de que esta se perdiera mientras huían de su comunidad durante el conflicto armado.

Por Geldi Muñoz Palala

La familia Ciprián Gómez puedo reencontrarse con Juana, quien carga a uno de sus nietos (Foto Prensa Libre: Esvin García)
La familia Ciprián Gómez puedo reencontrarse con Juana, quien carga a uno de sus nietos (Foto Prensa Libre: Esvin García)

El Facebook fue la herramienta que hizo posible que los cuatro hermanos se reuniera este viernes, luego de que en 1981, la familia Ciprián Gómez se vio obligada a salir de su hogar ubicado en la aldea Sichup, del municipio de Joyabaj, Quiché.

“Me siento feliz de escuchar a mis hermanos. Encontré a mi hermano por el feis, y como mi hija se conecta en el feis y cuando ella vio que los apellidos eran igual que mi apellido, entonces me dijo ella, es tu hermano mamá, porque tienen el mismo apellido”, relató Juana Ciprián.

Agregó que luego se comunicaron por teléfono. “Me siento feliz y ahorita estoy nerviosa por ver a mis hermanos allí, porque cuantos años de que nos los he visto”, resaltó.

Juana Ciprián comentó que el día que salieron de su casa, ella tenía 13 años, y que en la huida tomó otro camino y se perdió. Luego una señora la fue a pedir a los soldados y se la llevó a Cobán, pero esta la trataba mal. Después Juana optó por irse a Tucurú, Alta Verapaz donde comenzó a trabajar y luego conformó una familia.

Abraham Ciprián señaló que tenía 11 años cuando eso ocurrió y escuchaba que decían que su papá era guerrillero, pero cree que no era así porque él tenía 65 años y una persona anciana no podría dedicarse a eso.

“Nos corrieron de la casa y nos quemaron nuestra casa, y salimos huyeron los que pudieron escapar y los que no los mataron. Estuvimos en varios lugares y en esos momentos fue que mi hermana Juana se perdió en parte de Cubulco”, relató el hermano.

Agregó que los saldados los fueron a buscar pero a él no se lo llevaron, entonces esperó a que anocheciera ese día, luego regresó a buscar a la familia a la casa porque su padre decía que si algo pasaba que volvieran a la casa porque quien no regresara era porque se lo llevaron o estaba muerto.

“Por Feis nos contactó y tenía duda, por el apellido aparecen mucho iguales, pero cuando ella me dijo (sobrina)  que su abuela y abuelo se llaman así, vi que era mi papá y mi mamá, y cuando escribió Juana Ciprián entendí que es ella”, aseveró.

Recordó que a su padre lo mataron los soldados cuando andaba buscando a su hermana.

“Me siento feliz de haber encontrado a mi hermana porque era la única que nos faltaba”, indicó.