Comunitario

Gratitud a Dios por 65 años de servicio de Prensa Libre

El sacerdote Álvaro Mejía, de los Heraldos del Evangelio, ofició una eucaristía en la sede de la empresa en la cual participaron el Consejo de Administración y colaboradores.

Por Isaac Ramírez

El Consejo de Administración de Prensa Libre y colaboradores participan en misa de acción de gracias oficiada por el sacerdote Álvaro Mejía. (Foto Prensa Libre: Edwin. Bercián)
El Consejo de Administración de Prensa Libre y colaboradores participan en misa de acción de gracias oficiada por el sacerdote Álvaro Mejía. (Foto Prensa Libre: Edwin. Bercián)

“El mundo moderno está saturado de tecnología, y los inventos nos dejan con la boca abierta, pero está sediento de amor, y eso lo lleva a su ruina”, fueron las palabras centrales de la homilía de la misa de acción de gracias en conmemoración de los 65 años de Prensa Libre, fundada el 20 de agosto de 1951.

Mejía destacó el papel de Prensa Libre en la historia contemporánea del país y expresó que, de acuerdo con la lectura del profeta Ezequiel, el mundo actual es “como un inmenso campo de huesos resecos que necesitan del espíritu de Dios”.

Durante la celebración del sacramento se recordó a los fundadores, cuya visión hizo posible el éxito de este matutino.