Comunitario

Guatemala protegerá hábitat del Quetzal

Debido al peligro de la extinción del Quetzal,  autoridades de Gobierno y la iniciativa privada implementarán un proyecto que busca evitar que el ave símbolo de Guatemala desaparezca.

Por Edwin Pitán

Archivado en:

Bosque Nuboso Conap Quetzal
La estrategia busca reproducir el Quetzal en cautiverio. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La estrategia busca reproducir el Quetzal en cautiverio. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Este martes se informó de una estrategia que intentará la reproducción de la especie en cautiverio o incubación, para poder conservar tanto el habitat y la población que estaría menguando.

El programa también busca restaurar zonas nubosas de Alta Verapaz, que han sido estropeadas como hábitat para la especie, asimismo la creación de un centro de investigación del Pharomachrus mocinno (nombre científico del ave), y entre los planes está hacer por primera vez en Guatemala la reproducción del Quetzal en método de cautiverio o a través de incubación.

Juan Luis Bosch, copresidente de Corporación  Multiinversiones, grupo propietario de  Recursos Naturales y Celulosas (Renace), informó que financiarán el programa con Q30 millones y entregarán una reserva privada de 36 hectáreas para que funcione como un centro de investigación del ave.

La Secretaria Ejecutiva del  Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), Emma Leticia Díaz, explicó que la principal causa de extinción del Quetzal es el deterioro de su hábitat, en las zonas nubosas.

“Hay cambios del uso del suelo por diferentes actividades agrícolas y de otras índoles. Los bosques nubosos se ubican en las partes altas y uno de los problemas en Alta Verapaz es el crecimiento de los invernaderos para los cultivos bajo techo, eso provoca que se retiren los bosques para esas actividades”.

Por el riesgo de la desaparición del Quetzal, considera el presidente de la Asociación Científica para la Conservación de la Naturaleza, Edy Meoño, que se debe reproducir la especie con el método de cautiverio o por incubación. Señaló que esos procesos ya se hacen en México, Costa Rica y Alemania. “Solo hay que cumplir con los requerimientos técnicos que pide el Conap,  y constitucionalmente es permitido, además el Conap lo respalda y por eso han firmado el convenio”.

Un Quetzal puede llegar a pesar 500 gramos, su cola en promedio mide de 90 centímetros a 1 metro, y se alimenta de frutas, insectos y pequeños vertebrados.

Esta ave tiene una reproducción estacional, se reproduce solo una vez al año. Se forman las parejas, se cortejan, ambos trabajan el nido y en promedio son dos pichones por temporada.

La primera fase del proyecto será para hacer análisis de la situación de la especie y mediciones de su población en zonas nubosas y áreas protegidas.