Comunitario

Identifican riesgo en asentamiento de la zona 6

Veinticinco familias de la colonia Jesús de la Buena Esperanza, zona 6, se niegan a evacuar sus viviendas, que fueron declaradas inhabitables por Conred.

Por Andrea Orozco y Edwin Pitán

Una de las viviendas afectadas en el asentamiento Jesús de la Buena Esperanza, en la zona 6. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Una de las viviendas afectadas en el asentamiento Jesús de la Buena Esperanza, en la zona 6. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Los técnicos de la Conred informaron a los vecinos que 30 inmuebles no pueden ser habitados debido a la formación de una grieta de 50 metros de longitud en la parte alta de la ladera cercana a la 23 avenida y calle Martí, antes de llegar al puente Belice, hacia la zona 18.

Técnicos de la Conred indicaron que son cien viviendas las vulnerables en el sitio, donde puede haber  desprendimiento de tierra por la inestabilidad del suelo. La entidad declaró como área de riesgo ese sector en el 2003.

No dejan su hogar

Cinco familias decidieron dejar sus casas y se alojaron con vecinos o familiares debido al peligro. Mientras que otras 25 se niegan a evacuar debido a que temen perder su vivienda y no tienen dinero para alquilar otra.

La vecina Carolina Juárez advirtió de que no saldrá de su vivienda. “Es lo único que tengo. Soy viuda y tengo que mantener a mis cuatro hijos. No es fácil decir me voy, y qué pasa con lo que vale mi casa —le costó Q30 mil—”, expresó.

Juárez explicó que la Municipalidad de Guatemala y la Conred le ofrecieron alojamiento en un albergue, pero señaló que “no hay garantías” y teme que ya no pueda comprar otra vivienda.

Julia Ixchop salió de su propiedad el martes último en la madrugada, cuanto se escucharon retumbos y se formaron grietas en las paredes, pero el miércoles regresó.

“No puedo dejar mi casa, es lo único que tengo. Hace 13 años la compré en Q27 mil; todo mi esfuerzo está en esa casa”, manifestó.

La comuna capitalina y la Conred habilitaron un albergue en la misma zona; sin embargo, ninguna familia lo utiliza. El miércoles empezaron a abastecer de agua a los residentes con camiones cisterna.

Las familias que viven en la referida colonia no cuentan con escrituras de los terrenos, por ser  área inhabitable. Los primeros ocupantes del lugar —hace 35 años— vendieron derechos de habitabilidad.

Análisis

Técnicos de la Conred efectúan estudios de suelos en el sector para determinar el origen de las grietas.

Vecinos señalan que las fisuras se formaron por falta de mantenimiento de alcantarillas y tuberías de agua corriente

Riesgo al quedarse

El vocero de la Municipalidad de Guatemala, Carlos Sandoval, explicó que algunos vecinos se mostraron anuentes a salir del área afectada en la colonia Jesús de la Buena Esperanza, zona 6.

“Los que no evacúen tendremos que documentar la negativa a salir”, señaló Sandoval.

La Conred también registrará a las familias que no quieran salir del área vulnerable, por lo menos de las casas inhabitables.

El vocero de la Conred, David de León, manifestó que las personas que no evacúen se quedan “por su cuenta y riesgo”.

Los vecinos que se nieguen a salir del área deberán firmar un acta que libera a la Conred de responsabilidad por lo que pueda ocurrir.