Comunitario

Irvin Estrada regresa a su casa

El mismo día en que cumplió tres meses de vida, Irvin Estrada dejó el Hospital El Pilar, donde estuvo internado debido a una neumonía.

Por Andrea Orozco

Archivado en:

Crisis hospitalaria Salud
Irvin Estrada cumplió tres meses de edad el mismo día en que salió del hospital. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Irvin Estrada cumplió tres meses de edad el mismo día en que salió del hospital. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

La felicidad es completa para la familia de Irvin, quien se volvió a reunir el lunes pasado con sus padres y sus dos hermanos, luego de pasar 15 días en el hospital privado, 10 de los cuales estuvo en el intensivo.

La colaboración de los guatemaltecos hizo posible cancelar Q127 mil 350.88, que fue la cuenta final del sanatorio, luego de que la administración aplicara un descuento.

El niño debió ser ingresado a ese hospital debido a que su vida estaba en peligro y no recibió atención adecuada en el Centro de Salud de Fraijanes, donde vive, ni en el Hospital Infantil de Infectología, y no fue recibido en el Hospital San Juan de Dios debido a la falta de insumos.

“Irvin es un verdadero milagro. Gracias a la voluntad Divina. Estoy segura que Dios le depara una vida especial”, asegura Mireya Archila de Sánchez, quien tendió la mano a la familia Estrada.

El niño deberá recibir tratamiento ambulatorio para completar su recuperación. La familia agradece los aportes que los guatemaltecos hicieron a la cuenta monetaria o de forma directa al hospital.

Durante su estadía en el sanatorio, el bebé recibió la visita de personal de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente, sin embargo, pese a un ofrecimiento para ayudar, la familia no volvió a tener comunicación con las trabajadoras sociales.

“Irvin representa emblemáticamente  la excepción del triste destino trazado para muchos niños y adultos de escasos recursos  de este país, que por las trágicas condiciones del sistema de salud pública no tienen esperanza, ni oportunidad de vivir. Gracias a la voluntad de Dios, Irvin escapó de ese destino”, reitera Archila de Sánchez.