Comunitario

La tormenta de arena del Sahara y el pronóstico para Guatemala

En los próximos días una tormenta de arena del desierto del Sahara viajará por varios continentes como en años anteriores, aunque en esta ocasión su dirección cambiará.

Por Willian Cumes y EFE

La Ciudad de Guatemala bajo los efectos de la tormenta de arena del Sahara en 2015. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
La Ciudad de Guatemala bajo los efectos de la tormenta de arena del Sahara en 2015. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Según lo previsto, el fenómeno ocurrirá a finales de esta semana, pero debido a la ruta de los vientos del Caribe la nube de polvo y arena de este año afectará más a Sudamérica, especialmente Brasil.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) indicó que las posibilidades de que el polvo y la arena ingresen al territorio guatemalteco son casi nulas.

"Por el momento la dirección que lleva el polvo es hacia el norte de Brasil. La afectación (para Guatemala) es casi negativa", dijo el director del instituto, Eddy Sánchez.

El funcionario señaló que los vientos del Caribe están bastante fuertes y algún cambio en su dirección llevaría la tormenta de arena y polvo a cruzar el Océano Atlántico y no hacia áreas pobladas como Centroamérica.

Sin embargo, Sánchez no descartó que en los próximos días haya algún cambio drástico en la dirección y fuerza del viento y eso haga que el fenómeno afecte al país, pero el Insivumeh lo estaría informando.

Menor cantidad

Según el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador (MARN), la tormenta de polvo del Sahara sí afectará a Centroamérica entre los días 27 y 28, aunque en menor cantidad a la registradas en los años 2014 y 2015.

Las autoridades medioambientales de ese país advirtieron que "no se descarta que, como ha ocurrido en otras ocasiones, el polvo que viene de África pueda contener bacterias, virus, esporas, hierro y otros contaminantes que recoge a su paso por zonas desforestadas del norte de África".

"Al alcanzar áreas pobladas pueden provocar la aparición de gripes, alergias y asma en personas, sobre todo en aquellas que ya sufrían problemas respiratorios o procesos alérgicos", añadió el MARN en un comunicado.

Cuidados

En caso de que el fenómeno afecte a Guatemala, le compartimos las recomendaciones que hacen los médicos para evitar enfermedades respiratorias o que se compliquen las afecciones ya existentes:

  • Las personas con enfermedades respiratorias crónicas (Asma), adultos mayores, mujeres embarazadas y niños deben usar protectores respiratorios como mascarillas o un pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.
  • Si tiene sensación de cuerpos extraños en los ojos, lávese con abundante agua. Es preferible utilizar agua potable, hervida o clorada. Lávese las manos antes de iniciar el procedimiento.
  • Cubra las fuentes de agua como pozos o estanques de almacenamiento de agua para evitar contaminación.
  • Siempre debe utilizar los equipos de protección personal apropiados como mascarilla, pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca, gafas protectoras, entre otros.
  • Humedezca los sectores de su casa antes de barrer para evitar la re-suspención del polvo que pudiera acumularse.
Esta imagen captada por la NASA muestra la nube de polvo cuando se encontraba en tránsito entre la costa de Senegal y Cabo Verde en 2016. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo).
Esta imagen captada por la NASA muestra la nube de polvo cuando se encontraba en tránsito entre la costa de Senegal y Cabo Verde en 2016. (Foto Prensa Libre: BBC Mundo).

Contaminación

La nube de arena y polvo proveniente del continente africano es un fenómeno cíclico, donde las partículas viajan a través de la zona de convergencia y también son impulsadas por los vientos alisios o vientos del Caribe.

De acuerdo con expertos del Insivumeh, al país siempre ingresan sistemas de aire provenientes de África, pero son perceptibles cuando están acompañados de tormentas de arena y desprendimientos de polvo.

Aseguran que las partículas de contaminación por este fenómeno son mucho menores que las que ya existen en el país, causadas por los incendios y el tránsito vehicular, entre otros motivos.

Las partículas provenientes de África tienen unos 25 microgramos por metro cúbico, pero en Guatemala ya hay contaminación mayor a cien microgramos.

Así es la tormenta de polvo del Sahara captada por un satélite de la NASA: