Comunitario

Las vidas olvidadas en el Hospital General

Personas de la tercera edad sufren en soledad y silencio la apatía de sus familiares.

Por Andrea Orozco

En el Hospital General San Juan de Dios se reciben, todos los días, cinco a siete reportes de personas abandonadas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En el Hospital General San Juan de Dios se reciben, todos los días, cinco a siete reportes de personas abandonadas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Entre cinco y siete pacientes son abandonados a diario en el Hospital San Juan de Dios, la mayoría de la tercera edad, según el reporte de la dirección de ese nosocomio.

Julio Figueroa, director ejecutivo, afirmó que esta situación expone a las personas, pues su permanencia en el hospital, aún después de recuperarse, podría provocar que adquieran una enfermedad nosocomial, además de ocupar un lugar que podría ser utilizado por otro paciente.

Solo este martes, el departamento de comunicación social del hospital hizo públicos los datos de cinco personas, entre ellas tres adultos mayores, quienes fueron abandonados en el nosocomio.

  • Se trata de una mujer de unos 61 años que ingresó hace dos y todavía no ha sido identificada. Según la información, la señora no habla y fue necesario amputarle la pierna izquierda. Se encuentra en la cama seis de primera cirugía de mujeres.


Una paciente sin identificar permanece desde hace dos años en encamamiento de cirugía de mujeres. (Foto Prensa Libre: Hospital San Juan de Dios)
Una paciente sin identificar permanece desde hace dos años en encamamiento de cirugía de mujeres. (Foto Prensa Libre: Hospital San Juan de Dios)


  • Otro caso es el de Edelmira de León, quien ingresó el 7 de abril pasado por un diagnóstico de úlcera sacra. Pese a que ya fue dada de alta, y se le informó a su hija, identificada como Jeaneth de León, la paciente no ha sido reclamada y su familiar no se ha presentado al hospital.


Edelmira de León ya fue dada de alta, pero su hija no ha llegado a recogerla al hospital. (Foto Prensa Libre: Hospital San Juan de Dios)
Edelmira de León ya fue dada de alta, pero su hija no ha llegado a recogerla al hospital. (Foto Prensa Libre: Hospital San Juan de Dios)


  • También se busca a los familiares de Estuardo Arzú, de 69 años, quien llegó al hospital con alteración de la conciencia debido a un golpe que recibió durante un asalto. Según el paciente, tiene cuatro hijos y alquilaba una habitación en la zona 12. Nadie ha preguntado por él desde el 29 de julio, cuando fue ingresado.


Estuardo Arzú dice tener cuatro hijos, pero ningún familiar se ha acercado al hospital a preguntar por él. (Foto Prensa Libre: Hospital San Juan de Dios)
Estuardo Arzú dice tener cuatro hijos, pero ningún familiar se ha acercado al hospital a preguntar por él. (Foto Prensa Libre: Hospital San Juan de Dios)


Una de las trabajadoras sociales del San Juan de Dios, Sandra López, afirma que aunque todos los días hay reporte de personas abandonadas, es entre noviembre y diciembre cuando se registran más casos, y que en cada uno de los servicios, desde pediatría hasta adultos, ocurre un hecho de abandono.

La profesional advierte que cuando no se puede localizar a los familiares, el departamento de trabajo social gestiona el ingreso de los adultos mayores a casas de cuidado, pero ello también requiere tiempo, pues la persona debe tener su Documento Personal de Identificación, estar consciente y valerse por si sola.

Para estos casos, el personal del San Juan de Dios pide ayuda a la Procuraduría de los Derechos Humanos, la Procuraduría General de la Nación y  al Ministerio Público.

“Tuve un paciente que ingresó en noviembre del año pasado, los familiares dieron sus datos en la emergencia pero cuando fue dado de alta en enero nadie lo vino a traer, no contestaban el teléfono, hicimos una visita domiciliar pero la casa estaba abandonada. En junio recibieron al paciente en un hogar de Esquipulas –Chiquimula–“, cuenta la trabajadora social.

Los otros dos pacientes que no han sido reclamados pueden considerarse indigentes, personas cuyo ingreso también es recurrente en el hospital debido a que son atropellados o hallados en la vía pública por socorristas.

  • Uno de ellos, sin identificar todavía, ingresó el 6 de mayo pasado, tiene unos 30 años y no habla.


Un hombre no identificado está interno en el hospital desde el 6 de mayo pasado. (Foto Prensa Libre: Hospital San Juan de Dios)
Un hombre no identificado está interno en el hospital desde el 6 de mayo pasado. (Foto Prensa Libre: Hospital San Juan de Dios)


  • El otro hombre dice llamarse Cristóbal Tiul Ordoñez, 40, y afirma vivir en Santa Lucia La Reforma, Totonicapan.


Cristobal Tiul Ordoñez fue hallado en la vía pública por socorristas, dice vivir en Totonicapán. (Foto Prensa Libre: Hospital San Juan de Dios)
Cristobal Tiul Ordoñez fue hallado en la vía pública por socorristas, dice vivir en Totonicapán. (Foto Prensa Libre: Hospital San Juan de Dios)


Figueroa agrega que además del peligro al que se expone a estas personas, hay una carga económica que el hospital debe ejecutar para mantener a este tipo de pacientes y que se traduce a entre Q400 y Q500 diarios por alimentación, cama, baño y enfermería.