Comunitario

Madres acuden a justicia por pensión alimenticia de sus hijos

Para muchas madres la alegría que les produce ver a sus hijos sonreír o escuchar que les digan “¡mami, te amo!” son razones suficientes para buscar cómo superar la separación de su pareja y luchar, incluso, por una pensión alimenticia ante los juzgados.

Por Geldi Muñoz Palala

Archivado en:

Día de la Madre Justicia
Para muchas mamás, lograr una pensión alimenticia no es nada sencillo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Para muchas mamás, lograr una pensión alimenticia no es nada sencillo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Estas son algunas historias de madres que han encontrado una respuesta en las instancias legales. Otras siguen a la espera.

Ana Lucía López* es madre de una niña de 7 años. Contó que cuando se separó de su pareja, llegaron a un acuerdo ante un juez de Paz de que le iba a pasar Q1 mil 500 de gasto; pero como él no cumplió, optó por acudir a un bufete popular.

Afirmó que ocho meses pasaron sin que lograra avanzar el caso, por lo que acudió a un abogado quien le ofreció ejecutar el convenio ante un juzgado a cambio de que le pagara el valor correspondiente a la pensión de un mes.

“Solo tres meses recibí la pensión; ahora estoy trabajando en oficios domésticos, porque no he encontrado trabajo de perito desde que me despidieron”. Ana Lucía López, madre de niña de 7 años.

A los tres meses, López recibió Q18 mil por las pensiones atrasadas de su expareja.

Por azares del destino, él murió en un accidente, por lo que ahora López trabaja de empleada doméstica debido a que a pesar de haberse graduado de perito contador no ha encontrado empleo y necesita mantener a su hija.

Ninfa Leticia Chitay González, madre de una joven de 17 años, uno de 13 y una niña de 9, señaló que para lograr que su exesposo le pasara una pensión acudió a un juzgado de Familia, donde la asesoraron.

Comentó que lleva más de dos años y medio de recibir una pensión de Q1 mil 500 mensuales por sus tres hijos, que no le alcanzan para cubrir los gastos, por lo que se dedica a las ventas para equilibrar sus finanzas.

Chitay señaló que era más fácil cuando estaban unidos.

Calvario

Azucena Garza* es madre de una niña de 7 años. Narró que cuando resultó embarazada estaba por cerrar la carrera de Derecho en la universidad, y cuando le contó a su novio que estaba embarazada éste negó que fuera de él.

Garza relató que hace tres años fue despedida de su trabajo como procuradora de un bufete, y desde entonces no encuentra trabajo. Cuando acude a las entrevistas la cuestionan porque busca un trabajo de menor grado si ya tiene cerrada la universidad, y en otros le preguntan por qué no tiene el título.

“Me la paso bien con mis hijos, porque yo los tengo y mientras el papá los quiera ir a traer dejo, porque a pesar de la separación es su papá”. Ninfa Leticia Chitay González, madre de tres niños.

Para mantener a su hija, se ha dedicado a vender productos de belleza; pero los gastos se le han incrementado. Ante esto y la petición de su madre, tuvo que doblar el orgullo y acudir a una amiga quien le ofreció ayudarle, pero que la propia Garza procurara el caso y ella la acompañaba a las audiencias para que el padre de su hija la reconozca y le pase una pensión.

Garza lamentó que el caso fue presentado en enero y el juzgado canceló la primera audiencia programada para abril, sin darle una nueva fecha debido a falta de espacio.

Señaló que su exnovio, al enterarse de la citación, llegó a amenazarla e incluso le ofreció darle Q100 al mes por la niña.

Regina Estrada*, madre de cuatro niños, a quien su exesposo le pasaba Q2 mil mensuales, enfrenta un problema porque él solicito una reducción de pensión alimenticia en un bufete popular y se la bajaron a Q1 mil. Ahora ella acudió al mismo bufete para pedir que le devuelvan la pensión.

Responsabilidad

Pai Ela Escobar Pérez, abogada de la Fundación Sobrevivientes, señaló que ellos atienden alrededor de 30 casos de mujeres que buscan una pensión, en los cuales hay hombres que tienen recursos y no quieren pasar dinero a sus hijos en venganza contra la pareja.

“Mi exesposo es dueño de microbuses, y pidió que le bajaran la pensión que me pasaba por mis cuatro hijos. Ahora tengo que ver cómo me la devuelven”. Regina Estrada, madre de cuatro hijos.

Refirió que por lo regular buscan pensiones de Q900 por hijo, ya que estiman que en comida se gastan Q30 al día, pero hay padres que ofrecen incluso Q100.

Escobar resaltó que les hacen ver a la mujeres que no es una ayuda la que le pedirán al padre, sino que es hacerlo cumplir con una obligación que él tiene.

“Les decimos que la obligación es 50-50: yo como mamá tengo el 50 por ciento y él también 50 por ciento, aunque a nosotras como madres nos toca dar un valor agregado porque los hijos nos quedan a nosotras”, afirmó.

Marta Araujo Bohr, coordinadora legal del Programa de Asistencia Legal Gratuita a la Víctima, del Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP), señaló que atienden a mujeres que han sido víctimas de violencia psicológica, física o económica.

Comentó que algunas tienen temor de demandar porque son amenazadas, pero se les hace conciencia para que no desistan porque lo que se busca es para el bienestar de sus hijos.