Comunitario

Mides da tarjetas a 524 usuarios

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) comenzó el jueves pasado con el plan piloto de la transferencia monetaria condicionada de alimentos, que consiste en entregar una tarjeta de débito con Q250, en lugar de la bolsa segura.

Por Andrea Orozco

Santos Estrada, de 73 años y quien padece sordera, es uno de los nuevos beneficiarios de transferencia monetaria para alimentos. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Santos Estrada, de 73 años y quien padece sordera, es uno de los nuevos beneficiarios de transferencia monetaria para alimentos. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

En esta primera fase, la dependencia atendió a 524 beneficiarios de Chuarrancho, quienes pueden adquirir productos en comercios ubicados en el área urbana de ese municipio.

Durante una visita efectuada ayer por Prensa Libre, beneficiarios indicaron que se hizo un censo para establecer quiénes podían ingresar al programa y se les informó que el dinero sería depositado cada dos meses.

Algunos de los usuarios eran parte de otros programas sociales durante los dos gobiernos anteriores. Uno de ellos es Berta Miza, quien recibió el año pasado un pago del bono seguro y no sabe si aún será beneficiada.

Miza aseguró que está afiliada al partido Unidad Nacional de la Esperanza, pues fue “doña Sandra” quien comenzó a darles la bolsa de alimentos, y se afilió para que ella ganara en las elecciones del 2015.

Deben ir a reuniones

Otro de los beneficiados es Felipe Estrada, quien aseguró que como parte del programa deben acudir a reuniones cuando se les convoque.

Estrada decidió no gastar todo el dinero, pues dijo que dentro de unas dos semanas comprará más productos.

Mejoras

El viceministro de Protección Social, Fabrizio Pagurut, afirmó que los Q250 de la tarjeta son de mayor beneficio para las personas, pues la bolsa de alimentos costaba entre Q160 y Q170, y pesaba 36 libras, por lo que para las mujeres era difícil transportarla.

El funcionario aseguró que con este sistema también se favorece la transparencia, pues el Mides no debe comprar productos, con lo que se descarta pago de comisión o pérdida de los granos básicos.

Pagurut afirmó que esperan que al finalizar el 2016 haya 20 mil personas en el padrón de este programa y que a largo plazo se podría unir con el bono por salud y educación en todo el país.

Los próximos municipios en donde se lanzará el plan piloto son San Raymundo y San Juan Sacatepéquez.