Comunitario

Misterio rodea muerte de estudiante en el Liceo Javier

Dudas son las que destacan luego de la muerte de Edward Alexander Aldana Fuentes, de 13 años, ahogado en la piscina del Liceo Javier, en la zona 12 de Villa Nueva, Guatemala. El establecimiento se ha limitado a señalar su disposición para la investigación, en tanto varias versiones han surgido entre familiares, alumnos y allegados al colegio.

Por Byron Vásquez

Edward Aldana fue encontrado muerto en la piscina del Liceo Javier, en la zona 12. (Foto Prensa Libre: Facebook)
Edward Aldana fue encontrado muerto en la piscina del Liceo Javier, en la zona 12. (Foto Prensa Libre: Facebook)

El cuerpo de Aldana Fuentes fue encontrado sin vida en el fondo de la piscina del Liceo Javier, luego de una búsqueda de compañeros y los padres la noche del pasado martes. 

Aldana Fuentes comenzó a estudiar en la jornada vespertina del Liceo Javier este año, trasladado por sus padres de una escuela pública de Villa Nueva, con la ilusión de que tuviera acceso a mejor educación, y consecuentemente una mejor condición de vida para el núcleo familiar.

Según relataron sus padres al ser entrevistados afuera de la sede del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), a donde fue llevado el cuerpo del menor, su hijo no sabía nadar y como parte de la oferta educativa del colegio cada martes reciben natación. La clase terminó y en teoría los estudiantes se retiraron del plantel, menos Edward Alexander.





Tardía noticia

Las autoridades del colegio manifestaron su consternación, a través de un boletín enviado a su comunidad educativa, y en el cual afirman que se unen al dolor de la familia del estudiante y explican que "al notar su ausencia a la salida de su último período de clases y proceder a su búsqueda, fue encontrado sin vida en la piscina del colegio". 

Carlos Aldana, padre del niño, asegura que la clase del pasado martes no la impartió el maestro titular de natación, sino el auxiliar y “por eso no quieren decir nada”.

Según el padre, y contrario a la versión del establecimiento, fue la persona que conduce el bus escolar quien le avisó que Edward Alexander no abordó el vehículo para retornar a la casa; en ese momento Aldana salió a buscarlo y la búsqueda lo llevó hasta el colegio donde personal de seguridad lo atendió y permitió el ingreso al plantel.

Otra versión de los hechos, publicada en un perfil de Facebook por la usuaria Diana Fletcher García -quien se identifica como la hija de la monitora del bus escolar- señala que desde las 18.35 horas comenzó la búsqueda del estudiante en las instalaciones del establecimiento, justo después de percatarse que faltaba Alexander, de llamarlo a su teléfono celular y de verificar que no estaba con su familia.

Según este relato el menor fue ubicado en el fondo de la piscina entre las 19.15 y 19.30 horas y luego de varios intentos, de diversas personas por sacar el cuerpo, fue restacado por un socorrista.

“Supuestamente era el último período, (…) posiblemente se acalambró, se enfrió. La piscina dicen que es agua templada pero estaba fría como un cubo de hielo”, subrayó el padre al recordar cómo encontró a su hijo, en el fondo de la piscina.

Buscan respuestas

La familia Aldana busca respuestas que expliquen qué pasó. "Estamos interesados y dispuestos a colaborar en todo lo que sea necesario para que se esclarezcan los hechos y pueda salir la verdad a la luz", dijo el Liceo Javier a través del comunidado.

La familia no descarta demandar al establecimiento por una supuesta negligencia, ya que aseguran que fueron dos estudiantes, amigos de Edward Alexander, los primeros en intentar ayudarlo. Según los familiares, los conserjes y guardianes del colegio no habrían querido meterse a la piscina, porque no sabían nadar.





Giovanni Aldana, tío de Edward, asegura que ya se había solicitado al colegio que retirara al niño de las clases de natación porque “era muy flaquito” y le costaba nadar.

Agregó que el maestro de natación ya no se encontraba en el lugar y que al igual que él, el director y el encargado —maestro— llegaron tiempo después al establecimiento.

Aseguró que los encargados les indicaron que “no había delito que perseguir. Que eso había sido cosa de Dios”.

Causa de la muerte

El vocero del Inacif, Roberto Garza,  informó que la causa del  deceso del niño fue asfixia por sumersión, mencionó que entregaron el cadáver a la familia; el informe forense será enviado al MP para incluirlo en la pesquisa.  

La investigación forense podría durar hasta 30 días.

“No me han dicho nada –en el colegio- no sé por qué, tal vez porque es uno de los mejores colegios de Guatemala”, dijo Aldana afuera del Inacif a la espera que le entreguen el cuerpo de su hijo.

24 horas después 

Las autoridades del Liceo publicaron un segundo comunicado sobre el caso de Aldana Fuentes; en cinco puntos describen el último periodo de clases de ese trágico martes.

Explican que la clase de natación la dirigió el profesor, Gustavo Adolfo Asencio Mexicanos, quien sustituyó al titular, William Moisés  Fuentes López, quien se ausentó por una cita en el Seguro Social; la clase se desarrolló con normalidad, concluida la jornada Asencio revisó los vestidores y las áreas generales, apagó las luces y cerró las puertas de la piscina.

El sub coordinador fue informado que el alumno no subió al bus que lo llevaría a su casa. Dice el comunicado:  “Se procedió a su búsqueda junto con otro educador y algunos estudiantes con los que Alex viajaba. Cuando revisaron el área de la piscina, se percataron de una sombra en el fondo de la misma, e identificaron que correspondía a un cuerpo”.

El documento menciona que intentaron recuperar el cadáver, al no lograrlo, llamaron a los bomberos. Según el comunicado para ese entonces los padres del alumno y autoridades del colegio estaban presentes.