Comunitario

Motorista intimida a familia en calzada Atanasio Tzul

En medio del tránsito de la mañana un motociclista sacó un arma de fuego e intimidó a una familia, luego de increpar a una conductora por no ceder la vía. El incidente quedó grabado en un video tomado por una de las víctimas.

Por Carlos Álvarez

El conductor se comunicó con Prensa Libre y comentó que el incidente ocurrió a las 6.20 horas de este jueves en la calzada Atanasio Tzul y 42 calle, en la zona 12 capitalina.

Según la versión del hombre, el motorista y una conductora discutían cuando el tránsito estaba detenido en la citada dirección.

“El hombre le reclamaba a la mujer que metros atrás por poco lo atropella, pero lo hacía de una forma muy airada e intimidatoria”, relató la fuente.

El testigo narró que viajaba junto a su esposa e hijo, y al ver la situación intentó calmar al motorista.

“Cuando la fila avanzó, el motorista la siguió y volvió a ponerse a la par de ella y seguía recriminando. Lo que hice en ese momento fue grabar por seguridad de la conductora, por si el hombre intentaba agredirla”, comentó el conductor.

Cuando el motorista terminó de discutir con la mujer se percató que estaba siendo grabado, de inmediato sacó un arma de fuego y volcó su ira hacia el otro vehículo intimidando a sus tripulantes.

El testigo no pudo tomar las placas de la motocicleta, sin embargo publicó el video como un llamado a las autoridades para que revisen las cámaras de seguridad y den con el conductor.

Debe ser castigado

“Si no tiene licencia para portar arma de fuego debe ser castigado y si la tiene deberían de revocársela porque es un peligro que alguien violento ande amenazando a todos en el calle”, declaró el conductor.

El artículo 131 de la Ley de Armas y Municiones habla sobre la portación, e indica que las personas con licencia deberán llevarla cubierta y sin ostentación, quien haga lo contrario comente una falta y puede ser sancionado con la suspensión de la licencia por seis meses y una multa de entre Q1 mil y Q1 mil 500.

El artículo 123 de esa misma ley establece que quien porte de forma ilegal un arma de fuego comete un delito que puede ser penado con prisión inconmutable de ocho a 10 años y el decomiso del arma.