Comunitario

Niños de  El Cambray 2 intentan superar la tragedia

Después de 17 días y más de 280 muertos, los damnificados del alud en El Cambray 2 no retoman sus actividades con cotidianidad, viviendo en los albergues municipales en espera de un traslado permanente.

Por Alex Rojas y Jessica Gramajo

Niños juegan con perros como parte del tratamiento psicológico para superar la tragedia en El Cambray 2. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Niños juegan con perros como parte del tratamiento psicológico para superar la tragedia en El Cambray 2. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Este sábado con varias actividades de voluntariado y colaboración de comunidades de Quetzaltenango, se intentó ayudar a los niños a superar el trauma que dejó el perder sus viviendas, familia y amigos.

Con dulces y piñatas, el parque de Santa Catarina Pinula se convirtió en un centro de alegría fugaz para los niños que junto a sus padres, pernoctan en los albergues habilitados por la comuna y donde esperan un traslado definitivo, según la promesa del Presidente, antes de Navidad.

Un grupo de voluntarios también llevó perros para interactuar con los niños y de esta manera poder trabajar en superar los traumas psicológicos que algunos infantes puedan presentar luego de la devastadora tragedia que cobró cientos de vidas y acabó con un complejo habitacional completo.

Las familias permanecen en los albergues comunales donde la prensa no tiene acceso. Ahí tratan de pasar su día y resguardar las pocas pertenencias que quedaron después del éxodo del 1 de octubre y los días siguientes, ante la magnitud de la tragedia.

Familia querida

Esta semana se conoció el proyecto habitacional que el Ejecutivo impulsa para trasladar a 150 familias damnificadas en El Cambray 2. El costo de la iniciativa supera los Q20 millones y se utilizará una finca extinguida al narcotráfico en el kilómetro 26.5 entre San José Pinula y Mataquescuintla, Jalapa.

Cada vivienda según el proyecto liderado por el ministerio de Comunicaciones, tendrá unos 50 metros cuadrados de construcción y tendrá tres dormitorios, baño, lavandería y un ambiente único para sala, comedor y cocineta. El área a urbanizar también contempla un espacio de recreación y un monumento en honor a las víctimas de la tragedia.



En los albergues los vecinos permanecen cuidando sus pocas pertenencias en espera del traslado definitivo. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
En los albergues los vecinos permanecen cuidando sus pocas pertenencias en espera del traslado definitivo. (Foto Prensa Libre: Esbin García)


El viernes último se conoció la iniciativa de un concejal de San José Pinula de promover el rechazo al traslado de las familias al área designada por el Gobierno, esto por estar en cercanías de un área ecológica turística y sectores residenciales del municipio.

Trascendió que existe presión hacia algunos concejales de la comuna de San José Pinula, de propietarios de fincas y grandes extensiones de tierra en el área, que se oponen a que una urbanización popular se establezca en el sector.

El concejal de San José Pinula, manifestó su rechazo al traslado y subrayó que “el Estado tiene malas experiencias en este tipo de situaciones… esa es la tendencia del Gobierno y por eso tememos que pueda afectar nuestra calidad de vida”.

Sin embargo el presidente Alejandro Maldonado rechazó los argumentos del concejal y por el contrario, llamó a la tolerancia.

“En Guatemala todos somos iguales y nadie se puede oponer a que ciudadanos en la miseria ocupen lugares cercanos a personas de la opulencia. El proyecto habitacional no se detendrá, sigue en marcha y no vamos a buscar otros terrenos”, dijo Maldonado.