Política

No entregarán abono sino subsidio de Q200

La extinción del programa de fertilizantes se supo desde que el Congreso no le asignó presupuesto para este año, más el anuncio gubernamental de que esa iniciativa desaparecería, pero se desconocía con qué sería sustituido hasta ayer, cuando las autoridades anunciaron un subsidio de Q200 para hasta 700 mil personas.

Por Geovanni Contreras y Natiana Gándara

Programa de fertilizantes representó casi Q200 millones el año pasado, se estima que habrá 700 mil beneficiados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Programa de fertilizantes representó casi Q200 millones el año pasado, se estima que habrá 700 mil beneficiados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Cuestionado desde sus inicios porque terminó siendo una distribución clientelar y politizada, el programa de fertilizantes era señalado constantemente de corrupción, por lo que se decidió desaparecerlo.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Mario Méndez, informó ayer que en la reunión del Gabinete General se le presentó el proyecto al presidente Jimmy Morales.

“Se hará énfasis en el apoyo al pequeño agricultor, que se le piensa dar un subsidio de Q200 a los pequeños agricultores este año y lo que es la compra de alimento para la canícula prolongada”, indicó el ministro.

“Estamos hablando que esto vendría a sustituir a la gente que no se le va a poder beneficiar con fertilizante, a la que se le estaría dando este apoyo, —como— asociaciones campesinas e indígenas que se han acercado, pero se hará de una manera que sea transparente y que no se preste para uso clientelar”, agregó el funcionario.

Aún no se conoce en detalle el mecanismo para la entrega de estos recursos ni se ha definido por completo a partir de cuándo y en qué período, especialmente porque el invierno está por establecerse.

Menos inversión

Si los Q200 se darán a 700 mil agricultores, el subsidio representará una inversión de Q140 millones, que sería menor a las erogaciones que el Ejecutivo hacía en años pasados con el programa de fertilizantes.

Entre el 2012 y 2015, el monto más alto que gastó el Gobierno para la compra del abono fue de Q449 millones, de acuerdo con el portal Guatecompras, y Q197.1 millones fue el más bajo.

Por aparte, para atender a entre 250 mil y 280 mil familias que se calcula serán afectadas por la canícula prolongada el Gobierno cuenta con 110 mil raciones de alimentos que proporcionó el Programa Mundial de Alimentos (PMA), 73 mil que compró el Maga y se evalúa adquirir más en estos meses.

Lo último que se compró fueron granos básicos y atoles fortificantes.

De acuerdo con el ministro, ese número de familias es el que está registrado en la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán) como las que sufrirían algún impacto de la sequía.

Las autoridades se muestran tranquilas en cuanto a la disponibilidad de granos básicos, debido a la producción récord del año pasado —40 millones de quintales de maíz y cinco millones de quintales de frijol—.

Para comprar insumos

Miguel González, coordinador de la Red Nacional de Grupos Gestores, duda de que los agricultores vayan a utilizar el dinero del subsidio para comprar fertilizantes y considera que es más fácil que lo inviertan en otro tipo de gastos, como semillas y adquisición de pilones de algunas hortalizas, según la región.

“Si el abono que les entregaban lo vendían, no digamos si les entregan dinero”, expresó.

Según González, en el altiplano se comercializan dos tipos de mezcla, una física, que se encuentra a Q210 el saco, y la química, que cuesta Q280.

A la compra del abono es necesario sumar el costo por trasladar el fertilizante a los puestos en la comunidad y el flete.

“Más de lo mismo”

Carla Caballeros, directora ejecutiva de la Cámara del Agro de Guatemala, lamentó que el Gobierno lejos de haber eliminado el programa de fertilizantes  lo promueva con el subsidio.

La ejecutiva manifestó que es un retroceso y no responde en lo absoluto a las demandas del sector productivo agrícola del país.

Caballeros aseguró que por más de 20 años el impacto del  programa ha sido nulo y se ha politizado.

“Fuera de tiempo”

Luis Leal, analista del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos, afirmó que el pequeño productor no utilizará el dinero para comprar el abono, aparte de que ya están fuera de tiempo para adquirirlo.

El experto enfatizó que es una mala decisión y duda de que el Maga tenga presupuesto para ello.

Leal recordó que los sacos de abono tenían un costo de Q150 y que es exagerado entregar Q200 para ello.

Llega a 700 mil

“El beneficio estaría llegando a entre 650 mil y 700 mil personas. ¿Cuándo? Eso es precisamente lo que estamos analizando y fue lo que se quedó pendiente en una reunión que tendremos con el ministro de Finanzas para poder darlo”, explicó el ministro de Agricultura, Mario Méndez.

El funcionario adelantó que el proyecto está listo y podría arrancar el 15 de junio, aunque también dependerá de la disposición de los recursos.

Programa fue señalado por irregularidades

20-4-2015 

  • Por primera vez  dos empresas ofertan para el programa: Tigsa y Mayafert. La última fue adjudicada porque ofreció menor precio. Mayafert no participó, por deuda de Q5 millones.

2-4-2012

  • Anulan licitación y el gobierno de Otto Pérez anuncia que hará una compra por excepción, que también fue anulada por sobrepasar el presupuesto.

6-7-2004

  • Primer retraso y  politización, diputados del Partido de Avanzada Nacional presentan pruebas al ministro de Agricultura, Álvaro Aguilar, de haber politizado el programa.

1-5-2003

  • Por cuarto año,  el gobierno de Portillo entrega abono a productores y se defiende de  críticas  al decir que sus decisiones eran políticas y no a favor de empresarios.

26-3-2001

  • Primera irregularidad, el presidente de la República, Alfonso Portillo, acepta que hubo irregularidades en la entrega del abono en el  2000.