Comunitario

Párroco da por cerrado polémico ascenso

El párroco de Nuestra Señora de La Merced, Orlando Aguilar, se defendió hoy de los señalamientos de que fue su idea el ascender a general del Ejército a la imagen del nazareno que se venera en ese templo.

Por G. Contreras y H. Pocasangre

El Arzobispo se refirió a la creación de buenas familias, durante la misa dominical. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
El Arzobispo se refirió a la creación de buenas familias, durante la misa dominical. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

Durante su homilía dominical, el sacerdote insistió en que fue la Presidencia de la República que le hizo el llamado, y de donde habría salido la idea del polémico ascenso.

Con sus declaraciones, Aguilar dio por terminado el asunto y dejó claro que no habrá ningún acto de ese tipo para Jesús de La Merced.

“Yo merezco defenderme”, expresó. “Fui llamado a la Presidencia de la República a sentarme con la primera dama, y fui con dos testigos de este templo”, explicó ante los fieles.

Primero, fue el arzobispo metropolitano, Óscar Julio Vian, quien criticó la decisión, aunque en un principio no se dijo quién era el responsable, más que un afiche que decía que el presidente Alejandro Maldonado haría el ascenso el 3 de enero.

Después, el gobierno desmintió la iniciativa por medio de varios canales. Lo que dejó solo a Aguilar, quien aseguró que “mucho” lo odian.

“Seguiré sirviendo en La Merced, todavía no me voy”, aseveró el párroco, palabras que fueron seguidas por aplausos de los presentes.

De hecho, Aguilar recibió muestras de apoyo en las redes sociales, la mayoría, para explicar que el cortejo de Jesús de La Merced “se levantó” gracias al párroco.

“Desde que el Padre llegó y se hizo cargo de la procesión, ha regresado a lo que muchos esperábamos, tanto así que hay gente que se queda sin turno para La Reseña y para Viernes Santo, y sus andas crecieron”, escribió Eber García en Facebook.



Con estas palabras el Padre Orlando explica lo sucedido respecto al nombramiento que se le daria a nuestra queria imagen, con esto damos por finalizado toda la polemica que surgio respecto a lo antes mencionado.Jesus de La Merced siempre sera Jesus de La Merced Patron Jurado de la Ciudad de Guatemala...

Posted by Devocion a Jesus Nazareno de La Merced on domingo, 27 de diciembre de 2015


No es el momento

Al concluir la misa dominical, Monseñor Óscar Julio Vian Morales se refirió a la confusión generada por el anuncio del ascenso a General del Ejército, la imagen de Jesús Nazareno.

“Naturalmente si ellos lo han propuesto ellos lo han quitado, algunas personas querían hacerlo pero no se percataron de los actos”, afirmó el Arzobispo metropolitano.

Vian Morales afirmó que no siguieron los procedimientos correspondientes y que debieron presentar la solicitud a la Iglesia Católica, para que fuera aprobada.

“Tienen que presentarlo al Arzobispo y el consulta con el consejo si es o no prudente, si es la época y el momento”, refirió Vian Morales. Añadió que litúrgicamente no es propicio, porque es época de celebrar la Navidad y el nacimiento de Jesús, además de la epifanía.

“Hay personas que han escrito en el Twitter y algunas hasta ofendiéndome, abusivos que no saben lo que son las leyes de la iglesia”, enfatizó en tono molesto.

Luego de la polémica por el ascenso, una cuenta de Twitter que usurpaba la identidad de Vian Morales fue cerrada.





El Arzobispo comentó que el padre de la iglesia desconoce los procedimientos que se deben emplear, y que por el momento no hay una sanción ante el escándalo causado pero le corresponde a disciplina de eclesiástica.

Aseguró que por el momento “si estoy en contra”, del procedimiento. El sábado el gobierno de Alejandro Maldonado Aguirre, emitió un comunicado donde afirmaba que no había ordenado ni pedido ningún ascenso para la imagen.

“Empecemos este nuevo gobierno diciendo la verdad, no suposiciones ni mentiras”, manifestó Vian Morales.

Sociedad necesita buenas familias

En la misa dominical, el religioso hizo un llamado a los fieles para tener buenas familias y evitar “estar como estamos”.

El Arzobispo atribuyó la situación actual del país a la falta de educación y fe de los guatemaltecos que no forman buenas familias y que abandonan a sus hijos.

“Tenemos mucho que pensar en las familias de Guatemala, hay muchas desechas y desintegradas, que no se preocupan por sus hijos, por eso tenemos tantas maras en el país, muchachos en las calles que tiene que buscar la caja de lustre, sus padres no se hacen responsables, no podemos estar tirando niños a la calle, debe ser responsabilidad de todos”, remarcó el prelado.