Comunitario

Occidente y meseta central con alto riesgo de deslizamientos

El 43.26 por ciento del territorio nacional tiene una probabilidad muy alta y alta de sufrir un deslizamiento debido a la acumulación de agua en el suelo, por lo que las autoridades se mantienen en alerta.

Por Carlos Álvarez

El mapa de susceptibilidad dinámica a deslizamientos y acumulación de flujos de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), precisa que nueve mil 165.87 kilómetros cuadrados tienen una susceptibilidad muy alta a deslizamientos.

Mientras que 37 mil 939.65 kilómetros cuadrados del territorio nacional tienen una susceptibilidad muy alta a sufrir algún deslizamiento.

Los 47 mil 105.52 kilómetros cuadrados que se reportan con dificultad representan el 43.26 por ciento de los 108 mil 889 kilómetros cuadrados que tiene Guatemala.

El mapa proporcionado por la Conred precisa que los lugares que tienen más riesgo a deslizamiento son los departamentos de occidente, particularmente San Marcos, Huehuetenango y Quiché.

Sigue la meseta central donde los departamentos de Chimaltenango, Sacatepéquez y Guatemala son los más vulnerables.

La franja transversal, caribe y oriente tienen una susceptibilidad alta a deslizamientos, entre ellos están las verapaces, Izabal, Zacapa y Chiquimula.

Semana lluviosa

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), informó que esta semana se espera una semana lluviosa como es propio de la época.

Para los próximos días habrá entrada de humedad en ambos litorales y las condiciones parciales en todo el territorio serán ambiente parcialmente nublado y lluvia acompañada de actividad eléctrica particularmente en la tarde y noche.

Según el Instituto Meteorológico se espera que los mayores acumulados de lluvia caigan sur al centro del país, por lo que la posibilidad de deslizamientos estará presente en esas regiones.

Insivumeh también recomendó a las autoridades mantener particular cuidado en las pendientes de la cadena volcánica debido a que pueden existir deslizamientos de lodo y material volcánico que provoquen daño en la red vial del país.

Por último el Instituto alertó que monitorea el desplazamiento de una onda tropical proveniente del océano Atlántico la cual, si continúa la trayectoria vigente, podría favorecer el incremento de lluvia a partir del jueves.