Comunitario

El Cambray 2 | Dolor y desesperanza luego de ocho días de tragedia

Hoy se cumplen ocho días de ocurrida la tragedia en el caserío El Cambray 2, Santa Catarina Pinula;  hace una semana toneladas de tierra cayeron sobre unas 125 viviendas, la cifra de muertos llega a 253 y, los desaparecidos serían 374,  según el recuerdo oficial de la Conred.

Por Julio Lara

Este viernes, el Ministerio Público informó que tienen 253 cadáveres rescatados, y siguen las labores de búsqueda de parte de las cuadrillas.

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas hizo un análisis el miércoles último de fotografías satelitales y encontró otra grieta en la parte alta del cerro. También observaron  cómo era la comunidad y de dónde se produjo el derrumbe en El Cambray 2.

A las 22 horas del uno de octubre, Día del Niño, se desprendió parte de un cerro que rodeaba la comunidad, cuando la mayoría de los vecinos dormían. Minutos después de la tragedia, los Bomberos alertaron a las autoridades el trágico suceso y, la oscuridad se hizo cómplice para dificultar encontrar a las primeras personas con vida.

Esa misma noche entre socorristas y vecinos sacaron a una persona con vida, que murió después debido a golpes internos.

Las tareas de rescate comenzaron al amanecer del dos de octubre, con la luz del día se observó la magnitud del desastre. Vecinos de lugar con apoyo cientos de personas que se enteraron de la tragedia a través de las redes sociales y los medios de comunicación, llegaron con palas y otro tipo de herramienta a buscar a sobrevivientes.

Ese día el clima no era favorable y la montaña amenazaba con deslizar más tierra. El despliegue de las patrullas de rescate de los socorristas y del Ejército llegó  lo más rápido que pudo. 

Con el paso de las horas, las autoridades colocaron un Centro de Coordinación de Emergencias, encabezado por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), fue instalada una morgue para facilitar la identificación de los cadáveres.  Ese día, la tarea de rescate fue interrumpida a las 20 horas.

Ese día encontraron con vida a Rony Ramos De León, de 45 años, fue ingresado en la emergencia del Hospital Roosevelt, murió horas después a consecuencia de las graves lesiones.



El área del desastre fue declarada inhabitable por la Conred. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El área del desastre fue declarada inhabitable por la Conred. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Esperanza se desvanecerse

Al tercer día de la tragedia, el entusiasmo por encontrar más personas con vida comienza a desvanecerse. Sergio Cabañas, de la Conred, refirió que la esperanza de encontrar con vida a una persona soterrada concluye a las 72 horas según la norma internacional.

Las labores continuaron, con la ilusión de desafiar la norma. Ese día organizaciones y entidades privadas abrieron centros de acopio para recolectar víveres para los damnificados, restaurantes de comida rápida se unieron enviaron raciones de alimentos para los voluntarios y rescatistas que participaban en las tareas de rescate.

La comunidad internacional ofreció asistencia humanitaria ante el desastre.

Cayó una vez más la noche, en el área solo agentes de la Policía Nacional Civil y el Ejército quedaron en la zona del desastre para resguardar la maquinaria y el equipo utilizado en las labores de rescate, en tanto que a la improvisada morgue acudían familias para reconocer los cuerpos de sus seres queridos.

Tragedia anunciada

El presidente Alejandro Maldonado informó que la Conred había emitido dos análisis y declarado inhabitable el área por el alto riesgo de deslizamientos, la primera advertencia la hizo en el año 2009 y una última el año pasado, a pesar de la advertencia las autoridades del municipio nunca tomaron acciones para prevenir la tragedia.

El gobierno decreto tres días de duelo por las víctimas y, la Comunidad Internacional envió sus condolencias al país.

Para entonces los familiares de las víctimas manifestaban a través de los medios la creencia que encontraría con vida a sus seres queridos. Un sentimiento de dolor se percibía en el país, al llegar el domingo cuatro de octubre, centenares de personas llegaron con herramientas de labranza para ayudar a descombrar.

El lunes cinco, las psicólogas Evelyn Pulún y Etna Otzín se acercaron a los albergues en Santa Catarina Pinula para dar acompañamiento a las víctimas de la tragedia del Cambray 2.

Las profesionales dejaron a un lado sus clínicas para ayudar en el proceso de recuperación de las víctimas del deslave. A través de actividades lúdicas con niños, los infantes hicieron dibujos que los convirtieron en mural en la carpa que sirve de morgue en Santa Catarina Pinula.

En un principio las autoridades habían dicho que las personas desaparecidas eran 600. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En un principio las autoridades habían dicho que las personas desaparecidas eran 600. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Mientras tanto, las cuadrillas de socorristas y militares, como el apoyo de maquinaria, seguían extrayendo tierra y localizando más cadáveres, lo que hacía más desafortunada la tarea. 

El Congreso aprobó ese día Q20 millones para apoyar a los damnificados.

El miércoles siete, el Ministerio Público anunció que abrieron una investigación penal y civil para esclarecer qué ocurrió y qué provocó la tragedia en el caserío. El alcalde de Santa Catarina Pinula, Víctor Gonzalo Alvarizaes, estuvo de acuerdo y advirtió que la tragedia debe servir para que las otras áreas de riesgo sean atendidas por las autoridades.

Ayer jueves ocho de octubre, los Bomberos rescataron varios cadáveres. El trabajo de hoy viernes, se centra en buscar a más víctimas a pesar que el área fue declarada de alto riesgo.