Comunitario

Perros de Byron Lima son rescatados de la cárcel

Los animales dejaron de ser alimentados el lunes cuando su dueño, el capitán Byron Lima, murió durante un atentado en la cárcel de Pavón.

Por Andrea Orozco y Edwin Pitán

Perros que pertenecían a Byron Lima fueron rescatados de la cárcel. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Perros que pertenecían a Byron Lima fueron rescatados de la cárcel. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Una nueva faceta de la vida de Lima salió a relucir este sábado, cuando se supo que tres de sus cuatro perros, que lo acompañaban en la prisión, fueron rescatados y dados en adopción.

Un médico veterinario confirmó que el militar, condenado por la muerte del obispo Juan José Gerardi, era activista en pro de los animales y que incluso era “un rescatador”.

Se informó a Prensa Libre que los animales estaban bien cuidados por Lima, pero debido a su muerte dejaron de ser alimentados desde el lunes pasado, por lo que trabajadores de una clínica veterinaria acudieron a rescatarlos.

Uno de los perros no pudo ser atrapado, por lo que todavía permanece en la cárcel.

Según la veterinaria, los tres perros, una french poodle, un labrador y una shar pei, ya fueron adoptados y fueron esterilizados para que no los utilicen para crianza.  

La muerte

Según el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, Lima murió de siete disparos, cinco de los cuales impactaron en la cabeza.

Las primeras investigaciones apuntan que el asesinato del capitán del Ejército fue ordenado por el narcotraficante Marvin Montiel Marín, El Taquero, quien cumple una condena de 820 años de prisión por la muerte de 15 nicaragüenses y un holandés en noviembre de 2008.

La familia de Lima tiene tres hipótesis sobre el hecho: La primera es que descubrieron en Estados Unidos a una testigo protegida del caso Gerardi, "quien decidió decir la verdad", lo cual era un serio motivo para reabrir el caso por la muerte del obispo.

La segunda hipótesis es que fue asesinado porque daba información a una unidad que analiza pandillas en Washington, Estados Unidos.

La última hipótesis es que el Ejecutivo planificaba matar a su hermano y que se haría una operación al estilo Boquerón y Pavo Real, para justificar la  reforma del Sistema Penitenciario.