Comunitario

Persiste demanda de seguridad en el San Juan de Dios

A una semana del frustrado atentado en contra de un pandillero y tres días después de la muerte de una comunicadora del Hospital General, la ministra de Salud, Lucrecia Hernández, asegura que se trabaja en la seguridad de los salubristas.

Por Andrea Orozco y Geovanni Contreras

Ministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack, da declaraciones a la prensa al finalizar la reunión de gabinete. (Foto Prensa Libre: Oscar Rivas)
Ministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack, da declaraciones a la prensa al finalizar la reunión de gabinete. (Foto Prensa Libre: Oscar Rivas)

Estudiantes de medicina todavía no normalizan sus actividades en el Hospital San Juan de Dios, debido a que las universidades privada y la estatal, San Carlos, permitirán que se reincorporen cuando se garanticen las condiciones de seguridad.

“Estamos en eso, en ver cómo mejorar esas garantías de seguridad para personal y estudiantes”, aseguró este lunes la ministra de Salud, al finalizar la reunión de Gabinete en el Palacio Nacional de la Cultura.

El martes de la semana pasada, agentes de seguridad interna y de la Policía Nacional Civil lograron evitar un ataque en contra de un reo que era atendido en ese centro asistencial. Una mujer fue capturada por el hecho y los médicos pidieron que se dejara de trasladar privados de libertad.

Tres días después, el viernes último, la comunicadora del San Juan de Dios, Ana Leonor Guerra Olmedo fue ultimada a balazos y, aunque el hecho todavía está en investigación, las autoridades no descartan que la muerte tenga que ver con la atención a pandilleros en ese hospital.

Hernández dijo este lunes que “hay un ambiente de temor". "La sensación de seguridad obviamente se disminuye después de un ataque como el que recibió la compañera de trabajo el viernes, y precisamente a lo que estamos llamando es a mantener un sentido de alerta, pero no de alarma”, explicó. La funcionaria también pidió mantener la calma.

La ministra informó que debido al temor que existe en los trabajadores, “se ha acordado con la Policía Nacional Civil un refuerzo de la seguridad perimetral así como apoyo para reforzar la seguridad interna”.

El compromiso de las autoridades de la cartera es establecer mecanismos, junto con el ministerio de Gobernación, para reforzar las medidas de seguridad en el traslado de reos, establecer horarios para que no permanezcan mucho tiempo en las instalaciones e identificar entradas y salidas para que los privados de libertad no tengan acceso a visitas no autorizadas.