Comunitario

Disturbios en Centrasur por protesta de pilotos

Un grupo de pilotos de El Mezquital y El Búcaro, en la zona 12 de Villa Nueva, quemó llantas y bloqueó el ingreso de autobuses a la Central de Transferencias del Sur (Centrasur) este martes, en protesta por los ataques armados contra buses en esa zona. 

Por Gabriela López

Decenas de usuarios corren debido a la quema de llantas. (Foto Prensa Libre: Gabriela López)
Decenas de usuarios corren debido a la quema de llantas. (Foto Prensa Libre: Gabriela López)

Debido a la protesta, la Policía Municipal de Tránsito (PMT) cerró el acceso de buses a la Centrasur, lo cual provocó que cientos de personas no tengan transporte para dirigirse a Villa Nueva, Villa Canales, San Miguel Petapa, Amatitlán y otros destinos.

El grupo de pilotos y ayudantes de los buses atacados rompieron botellas de vidrio sobre la vía para impedir el paso de vehículos.

En los accesos a la Centrasur quemaron llantas para exigir que las fuerzas de seguridad y el gobierno les ayuden para frenar el acoso de las pandillas, que les piden pagar extorsión.

Al grupo de pilotos se unieron vecinos, quienes exigen a la Municipalidad de Guatemala reestablecer el servicio de autobuses alimentadores, que dejaron de trabajar esta tarde, según indicaron los manifestantes.

Por seguridad

El vocero de la Municipalidad capitalina, Carlos Sandoval, dijo que desde este martes por la tarde se tomó la decisión de suspender el servicio de al menos 35 buses alimentadores que cubren las colonias, Villa Lobos 1 y 2, Castañas, El Bucaro y el Mezquital, debido a un ataque hacia una de esas unidades que se dio el fin de semana.

Sandoval, aseguró que este miércoles se reanudará el servicio, debido a que el ministerio de Gobernación ofreció seguridad de la Policía Nacional Civil.

Ataques contra buses

El 3 de marzo recién pasado, dos pasajeros de un bus alimentador del Transmetro murieron baleados en las cercanías de la Central de Mayoreo (Cenma), zona 12, informaron los Bomberos Municipales.

Joshua Daniel Mancio Aquino murió en el autobús. Se supone que el ataque era contra él.

Al menos tres balas alcanzaron a Irma Yolanda Canil, de 15 años, quien fue trasladada a la emergencia del Hospital Roosevelt, donde falleció por la gravedad de las heridas.

Dos días después, una pasajera y el piloto fueron baleados mientras se transportaban dentro de un bus alimentador del Transmetro en la zona 12 de Villa Nueva.

Bremedyn Elizabeth Figueroa Aldana, de 38 años, y Marvin Armando García, de la misma edad, resultaron heridos en el ataque, indicaron las autoridades.