Comunitario

Transmetro ya no acepta tarjetas prepago

Usuarios del Transmetro no reportaron mayores inconvenientes al no poder utilizar este miércoles la tarjeta del sistema prepago Siga.

Por Andrea Orozco y Edwin Pitán

Usuarios del Transmetro abordan de forma regular las unidades. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Usuarios del Transmetro abordan de forma regular las unidades. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

A partir de este miércoles el Transmetro solo podrá abordarse al pagar con monedas de Q1, según lo dispuso la Municipalidad Capitalina ayer martes, horas después del plantón que empresarios del Transurbano montaron frente a la comuna capitalina para exigir que la tarifa del pasaje sea elevada de Q1.10 a Q4.

En todas las estaciones del Transmetro se colocaron carteles con el anuncio de "fuera de servicio" para el equipo que registra las tarjetas del Sistema Integrado Guatemalteco de Autobuses (Siga) y se facilita el cambio de billetes a monedas para los usuarios.

El servicio es regular en todas las estaciones y no se reportan inconvenientes de parte de los usuarios.

Walter Montiel, directivo de Transurbano dijo que se ignoran los motivos de la comuna para tomar esa medida, sin embargo no descartan que pueda tratarse de represalias por las acciones que tomaron para exigir un incremento a la tarifa del pasaje.

Montiel explicó que el sistema actual diferencia cuando una tarjeta se utiliza en el sistema Transmetro o Transurbano y de forma automática hace la acreditación del costo del pasaje según sea el caso. 

Según Carlos Sandoval, vocero de la municipalidad, la decisión se tomó porque existen varias denuncias de pasajeros sobre la disponibilidad de los centros de recarga de la tarjeta prepago. Otra de las razones, según Sandoval es que la captación de los ingresos municipales está comprometida con el pago a través del sistema electrónico porque existe un retraso en la acreditación de los fondos desde Siga.

De acuerdo a estimaciones oficiales, son alrededor de 31 mil usuarios de Transmetro que utilizan el sistema prepago, de unos 260 mil vecinos que a diario utilizan el servicio de transporte municipal.

Subsidio

Unos 200 empresarios y pilotos del Transurbano llegaron el martes por la mañana a la comuna para solicitar un incremento a la tarifa del pasaje.

Los inconformes, que se transportaron a bordo de tres autobuses rojos y tres transurbanos, pidieron conversar con el alcalde capitalino, Álvaro Arzú y los integrantes del Concejo Municipal, para consensuar modificaciones al costo del pasaje, pues consideran que el subsidio ya no es viable.

El vicepresidente de la comisión negociadora de la Asociación de Empresarios de Autobuses Urbanos, Walter Montiel, afirmó que los atrasos en los pagos del subsidio generan deudas a los transportistas y por eso proponen que se cancele.

Montiel aseguró que los Q4 que pagaría el usuario alcanzarían para pagar costos de operación, salarios y mantener en buen estado las unidades.

El último pago de subsidio que los transportistas quieren recibir es de Q935 millones, que corresponde a la deuda de 27 meses y piden que si el gobierno insiste en otorgar esta contribución, se entregue directamente al usuario.

La protesta se trasladó al Congreso y la Casa Presidencial y los empresarios de transporte aseguraron que no habrá paralización del servicio.





MP investiga

La Fiscalía contra la Corrupción del Ministerio Público (MP), investiga tres contratos vinculados al financiamiento que se otorgó al Transurbano durante el gobierno de Álvaro Colom.

Uno de los contratos que se revisa es el que se refiere al dinero que el Estado otorgó para instalar el sistema prepago, por el que se dieron Q240 millones.

La segunda investigación del MP es sobre el subsidio otorgado a los empresarios, cuyo monto es de Q1mil 325 millones y la tercera es sobre un préstamo de US$35 millones (unos Q262.5 millones) que adquirió el Transurbano con un Banco brasileños y donde el Estado de Guatemala fue garante.

La Procuraduría General de la Nación asegura que ese financiamiento contraviene a los intereses del Estado.