Comunitario

Finaliza búsqueda y se esfuman esperanzas de encontrar sobrevivientes en vertedero

Socorristas finalizaron la busqueda de 26 personas desaparecidas por un alud de basura ocurrido el miérocles último en el relleno sanitario de la zona 3 y con ello se esfumaron las esperanzas de encontrar sobrevivientes.

Por Manuel Hernández

Maquinaria se utiliza para la búsqueda de desaparecidos en el relleno sanitario de la zona 3 capitalina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Maquinaria se utiliza para la búsqueda de desaparecidos en el relleno sanitario de la zona 3 capitalina. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El vocero de la comuna capitalina, Carlos Sandoval, indicó que debido a lo inestable del terreno y lo peligroso del área se finalizó con la busqueda de las 26 personas desaparecidas, y que cumplieron con más de las 72 horas que establece el protocolo de búsqueda de desaparecidos.

"Se levantó un acta donde los cuerpos de socorro establecen que se finaliza con la busqueda de los desaparecidos y por eso se cierra el Centro de Operaciones de Emergencia Municipal donde estuvieron presentes la Policía Nacional Cívil (PNC), Bomberos Municipales y Voluntarios, Ministerio Público, Cruz Roja, Ejército, Conred y Comred", dijo Sandoval.

Las personas desaparecidas suman 26; ocho reportados por la comuna, siete "guajeros" y un Policía Municipal. A ellos se agregán otras 18 personas a quienes sus familiares los reportan desaparecidos.

Sandoval agregó que a partir del lunes se abrirá de nuevo el vertedero de la zona 3, en los patios 1, 2, 3, 4 y 5.

La tragedia se registró el pasado miércoles y dejó cuatro muertos, 24 desaparecidos y 15 heridos, según datos de la Municipalidad de Guatemala, que administra el gigantesco vertedero, el más grande de este país centroamericano.

Ese día, un primer alud en el basurero obligó a la evacuación de un millar de recolectores de deshechos para el reciclaje conocidos como "guajeros", indicó entonces la Municipalidad.

Sin embargo, un grupo no obedeció el llamado y quedó atrapado en un segundo deslave que fue el que dejó las víctimas.