Comunitario

En marcha nuevo plan de rescate del lago de Amatitlán

El vicepresidente Alfonso Fuentes, acompañado de las autoridades de Amsa y alcaldes, presentaron el “PlandeAmat”, una iniciativa que busca rescatar el lago de Amatitlán.

Por Henry Pocasangre

Lugareños se transportan en lancha entre las aguas contaminadas del lago de Amatitlán. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Lugareños se transportan en lancha entre las aguas contaminadas del lago de Amatitlán. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El PlandeAmat, que busca reducir la contaminación del Lago de Amatitlán, será trabajado con 58 proyectos que fueron planteados por cinco expertos en la materia, quienes formularon las propuestas luego de hallar 60 problemas que causan la contaminación.

El vicepresidente Alfonso Fuentes Soria, explicó que por ser un gobierno de transición, buscan dejar implementadas líneas de acción para que cuando asuman las nuevas autoridades, se puedan retomar y disminuir el riesgo de convertir el atractivo natural en un vertedero de desechos.

Las acciones incluyen que las municipalidades creen un plan de ordenamiento territorial, una propuesta de zonificación ambiental y uso de tecnología. Según Evelin Reina, asesora de la vicepresidencia, uno de los principales problemas es la densidad poblacional en los 14 municipios tributarios de la cuenca del lago.

Actualmente son un promedio de 2 millones de personas las que residen en 14 municipios, entre ellos, Mixco, Villa Nueva, Guatemala, San Miguel Petapa, Amatitlán, San Lucas Sacatepéquez, Villa Canales, Fraijanes, San Bartolomé Milpas altas, Santiago Sacatepéquez y Santa Lucía Milpas Altas.

El gobierno propone establecer programas municipales de gestión de riesgo, crear reservas naturales y parques, además del plan de ordenamiento.

Otro de los problemas del lago de Amatitlán es que en él se deposita 1 metro cúbico por segundo de desechos líquidos, de los cuales el 33.84% es de Villa Nueva, el 18.32% de Villa Canales y el 15.01% de Santa Catarina Pinula.

Ante eso, las propuestas son categorizar y monitorear la industria de aguas residuales para valorar el grado de afectación; además planificar, construir, operar y dar mantenimiento a los sistemas de tratamiento de agua.

En cuanto a los desechos sólidos, las autoridades expresaron que son 1 mil 200 toneladas diarias las que llegan al lago. Los expertos proponen implementar recolección y manejo de los desechos a nivel intermunicipal, planificar la construcción de sistemas de tratamiento de desechos y la clausura de vertederos.

Piden apoyo

Manolo Valladares, director de la Autoridades para el Manejo Sustentable de la cuenca y del Lago de Amatitlán (AMSA), expresó que para la implementación del PlandeAmat, buscan participación e inversión de los alcaldes, el gobierno central y otras entidades estatales, cooperantes, asociados y bancos internacionales con presencia en Guatemala.

Además como fortaleza para para el proyecto, plantean reformar el reglamento de AMSA para que sea autoridad de la cuenca, tenga poder de ordenamiento territorial e integre en sus representantes a las comunas.



Visitantes disfrutan del agua contaminada del lago en un paseo de domingo. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
Visitantes disfrutan del agua contaminada del lago en un paseo de domingo. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)