Comunitario

Presuntos delincuentes quedan libres

Dos supuestos delincuentes fueron vapuleados y luego entregados a la Policía este martes en la 3a. avenida y 9a. calle, zona 1, señalados de haber asaltado a los pasajeros de un bus urbano. Horas después fueron puestos en libertad, por falta de pruebas y testigos, según informó la Policía Nacional Civil, (PNC).

Por José Manuel Patzán

Daniel Yanez y Mynor López, fueron vapuleados en la zona 1. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Daniel Yanez y Mynor López, fueron vapuleados en la zona 1. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Un testigo refirió que los jóvenes se encontraban en la parada de bus en la mencionada dirección   cuando de un vehículo bajaron  varios sujetos y empezaron a golpearlos. A la agresión se sumaron  transeúntes que acudieron al llamado de los desconocidos, quienes aseguraban haber atrapado a dos asaltabuses.

Ante el incidente, agentes de la PNC se presentaron e identificaron a los señalados como Samuel Geovani Yanes, de 18 años, y Mynor Alexánder López, 20, quienes aseguraron que se dedican a la venta de  golosinas y otros productos en los buses urbanos.

“A nosotros nos confundieron. Sí bajamos de un bus, pero  andábamos vendiendo”, dijo  Yanes, aunque no llevaba mercadería.

Los jóvenes presentaban heridas en el rostro y los brazos, por lo que fueron trasladados a la emergencia del Hospital General San Juan de Dios, en donde horas más tarde se les dio de alta, debido a que las lesiones no ameritaban más tiempo de observación, precisaron los médicos.

No fueron detenidos

La Policía informó que los señalados fueron dejados en libertad después de haber sido atendidos en el hospital porque no se les encontró armas de fuego ni  objetos que pudieran haber sido robados. Además, nadie quiso declarar en contra de ellos.

Agentes policiales no descartan que   hayan participado en el atraco a los pasajeros, aunque reiteraron que, por ley, no los podían consignar sin contar con pruebas o testimonios.

“Nadie quiso dar su declaración contra ellos —los supuestos delincuentes—, posiblemente por temor a represalias o por indiferencia, pero tampoco les encontramos objetos robados”, refirió un agente de la Comisaría 11.