Justicia

Quedan en prisión por ataque a estadounidense

Dos adultos e igual cantidad de menores de edad, quedaron ligados a proceso y enviados a prisión preventiva por el ataque armado de ayer contra un ciudadano estadounidense, informó el Ministerio Público (MP).

Por Byron Rolando Vásquez

Hesler Omar Rodríguez y Luis Alejandro Salic, junto a dos menores enviados a prisión preventiva. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Hesler Omar Rodríguez y Luis Alejandro Salic, junto a dos menores enviados a prisión preventiva. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

De acuerdo con la información divulgada por el ente investigador en su cuenta de Twitter, la Fiscalía de Delitos contra la Vida los señala a los presuntos responsables de disparar contra Leyton Dontail Benjamín Rice, del delito de  asesinato en grado de tentativa.

En el Juzgado de Turno de la Torre de  Tribunales se llevó a cabo la diligencia y el juzgador resolvió ligar a proceso a Hessler Omar Berasbi Rodriguez de la Rosa, alias el Grinch y Luis Alejandro Salic, alias el Colocho y los envió a prisión preventiva.

Igual situación ocurrió con los adolescentes en el Juzgado de Menores en Conflictos con la Ley Penal, y quedaron con medida cautelar de privación de libertad.

El hecho

El ataque armado ocurrió en la 15 avenida y 5a. calle, zona 1, donde los cuatro presuntos pandilleros de la Mara Salvatrucha balearon a Benjamín Rice, quien fue trasladado al hospital General San Juan de Dios.

Después de una persecución agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) logró la dentención de los sindicados en una casa ubicada en la 5a. calle 15-37, a pocos metros del hecho.  En el interior de la vivienda se localizó un altar de la Santa Murte y varias notas con amenzas exigiendo a los comerciantes la extorsión. A Rodriguez de la Rosa, se le incautó un arma calibre 9 milímetros.

Otro caso

En el Juzgado de Turno de la Torre de Tribunales fueron ligados a proceso y en prisión preventiva  Juan Ajanel y Ana Ajanel, padre e hija respectivamente.

Ambos fueron detenidos el jueves último cuando pretendían cobrar Q500 producto de una extorsión a una tienda en la zona 4 capitalina.

Las víctimas denunciaron el hecho y la Fiscalía contra el Delito de la Extorsión coordinó su detención.