Comunitario

Registran 262 sismos sensibles

Desde el 1 de enero último hasta ayer a las 12 horas, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) ha registrado 262 sismos con magnitud superior a los cuatro grados en la escala de Richter.

Por Carlos Álvarez

La mayoría de temblores se registran en el sur del país. (Infografía Prensa Libre: Billy Melgar)
La mayoría de temblores se registran en el sur del país. (Infografía Prensa Libre: Billy Melgar)

Los datos confirman que 210 sismos se registraron en el sur del país, es decir, el 80.15 por ciento, mientras que 52 temblores, el 19.85 por ciento del total registrado en la red sísmica del país, ocurrió en el norte.

Meses y magnitudes

Los datos de la Sección de Sismología del Instituto muestran que los tres meses cuando más sismos ocurrieron fueron enero, con 35; febrero, 33; y mayo, 27. Los meses en los que menos movimientos telúricos se registraron son junio, con 12; octubre, 13; y noviembre, 20.

Medición

  • El sismólogo Robin Yani explica que hay varios tipos para medir sismos. Cuando es pequeño y no lo registra la red sísmica de otros países, se utilizan escalas como la Mb —magnitud de duración— o ML —magnitud local—; pero cuando el evento es fuerte y lo detectan varias redes internacionales, se utilizan otras escalas como la mb —magnitud de ondas de cuerpo—, MS —magnitud de ondas superficiales— MW —magnitud de momento— o Me —magnitud de energía—, que toman en cuenta otros aspectos.
En los primeros ochos días de diciembre, el Insivumeh ha registrado siete sismos superiores a 4 grados Richter.

Este año, 250 sismos, el 95.41 por ciento de los reportados, estuvo entre 4 y 4.9 grados. En total, 53 sismos fueron de magnitud 4; 48, de 4.1; y 45, de 4.2.

Solo 12 temblores superaron la barrera de los 5 grados, y son catalogados como los más fuertes ocurridos este año. En total cinco fueron de magnitud 5; tres, de 5.1; dos, de 5.2; uno, de 5.4, y otro, de 5.6.

Si bien los sismos fueron considerables, no son los más fuertes de los últimos años. Como ejemplos, el 7 de noviembre del 2012, un terremoto de 7.2 grados Richter afectó el país, y el 7 de julio del 2014, un fuerte temblor de 6.4 grados Richter golpeó la zona suroccidente de Guatemala.

Placas

Robin Yani, sismólogo del Insivumeh, indicó que la explicación lógica de la alta actividad sísmica del país es que “está ubicado entre tres placas. En el norte, la de Norteamérica; en el sur, la del Caribe; y en el océano Pacífico, la de Cocos”.

Explicó que el contacto entre las placas de Cocos y del Caribe es de tipo convergente. En el caso de Guatemala, la primera se introduce debajo de la placa del Caribe, y ocurre a unos 50 kilómetros frente a las costas del Océano Pacífico.

“A este fenómeno se le conoce normalmente como subducción, y da origen a una gran cantidad de temblores y formación de volcanes”, precisó Yani.

El experto hizo referencia a que esa situación es la razón principal de la alta concentración de sismos en la zona sur del país, lo cual catalogó de normal.

Yani precisó que el país está ubicado en una zona de alta actividad sísmica y, como consecuencia, muchos de los sismos no son perceptibles para las personas. “Si la medida es de 3.5 grados, los sismos de este año se elevan a 540, y si tomamos desde 3 grados, son 680”, comentó.