Justicia

Solo 13% de mujeres aparecieron en 2016

De las dos mil 77 denuncias que registró el Ministerio de Gobernación, solo 273 desaparecidas fueron localizadas.

Por Geldi Muñoz Palala

Para la PDH, la desaparición de mujeres puede implicar que estén siendo víctimas de trata en alguna modalidad.
Para la PDH, la desaparición de mujeres puede implicar que estén siendo víctimas de trata en alguna modalidad.

Que una mujer desaparecida no sea localizada, como ocurre con la mayoría, puede representar que esté siendo víctima de delitos como trata de personas, consideran fuentes consultadas.

Estas fuentes señalan que con la Ley de Búsqueda Inmediata de Mujeres Desaparecidas —aprobada en marzo— se espera obtener mayor información y localizar a más víctimas.

El Ministerio de Gobernación (Mingob) registró dos mil 77 reportes con esas denuncias, según el Informe de Situación de Trata de Personas en Guatemala 2016, presentado por la Procuraduría de los Derechos Humanos

En este documento se resalta que de los datos proporcionados, el 13 por ciento —273— de las mujeres desaparecidas fueron localizadas, aunque se desconocen en qué circunstancias.

Del reporte del Mingob, el 77 por ciento de esas mujeres desaparecidas en 2016 eran niñas y adolescentes, y de estas se activó la alerta Alba-Keneth.

El informe de la PDH resalta que de las 273 mujeres encontradas, solamente el 10 por ciento —27— son adultas, lo cual indica que las menores localizadas fueron ubicadas a partir de las alertas de Alba-Keneth, no del mecanismo de Búsqueda Inmediata de Mujeres Desaparecidas, como lo contempla la Ley.

Claudia María Hernández, directora de la Fundación Sobrevivientes, señaló que con la implementación de esta ley, hasta este año se logró integrar la coordinadora que se establece, lo cual implicó que cada institución siguiera recibiendo las denuncias como antes.

Mantienen búsqueda

Suilma Cano, jefa de la Unidad de Alerta Alba-Keneth, señaló que en mantienen activas las alertas incluso cuando los menores han sido ubicados y los padres no se han acercado para concluir el proceso. Por ello tienen alertas de personas mayores de 18 años.

Comentó que monitorean con instituciones como el Registro Nacional de la Personas para verificar si se ha solicitado documento de identificación personal o actas de defunción de menores que tienen alertas. Agregó que en algunos casos de adolescentes han observado que desaparecen porque son víctimas de maltrato o porque las convence su pareja. En general, de todas las alertas un porcentaje pequeño es por trata.

“Sí se logró que hubiera un registro específicamente de mujeres. El año pasado habían reportado más de mil 200 y este año, hasta el mes de marzo, iban más de 200. Ahora la efectividad del asunto no se ha visto, debido a que apenas se acaba de establecer la coordinadora”, indicó Hernández.

Para la directiva de la Fundación, a pesar de que la Ley se emitió el año pasado, hasta entonces se han empezado a reunir.

Agregó que ante la desaparición de mujeres, lo primero es conocer el antecedente familiar de la víctima, ya que si hubo diferencias con la pareja o violencia, en algunos casos la búsqueda puede terminar en muerte. En otros casos podía deberse a migración o bien a que sufrieron algún accidente y por no portar documentos no fueron identificadas.

Ana Lucía Peláez, defensora contra la trata de personas, señaló que “son más de dos mil mujeres desaparecidas solo del 2016, y de las pocas que han sido localizadas se desconocen las circunstancias o el motivo de desaparición.

Peláez señaló que preocupa que puedan ser víctimas de trata y señaló la falta de un albergue nacional para atender a las adultas.

Alejandra González, jefa de la Secretaría de la Mujer del Ministerio Público, afirmó que la Ley determina que el MP está a cargo de todos los órganos rectores y son los encargados. Agregó que para implementar el mecanismo de Búsqueda Inmediata se efectuó ayer la segunda asamblea para determinar la ruta de cada institución que tiene un vínculo para agilizar la labor.

Comentó que para julio se tiene previsto lanzar la alerta que llevará el nombre de Isabel Claudina, en función de las dos sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos contra el Estado de Guatemala, por la desaparición y asesinato de Claudina Velásquez y María Isabel Véliz Franco.

Resaltó que hay avances en cada institución y como MP brindan el servicio a través de la línea 1572, para que se pueda denunciar la desaparición de mujeres.

“Por principios de la Ley, la celeridad está presente en el MP y el auxiliar fiscal que recibe la denuncia debe, de manera inmediata, notificar a la PNC para que se inicie la búsqueda”, indicó.

Según González, mientras las mujeres no aparezcan los casos permanecen abiertos y en investigación. Agregó que las primeras 72 horas son clave para el desarrollo de las pesquisas.