Comunitario

McCurry, el fotógrafo de National Geographic que ha ido desde Afganistán hasta Guatemala

Steve McCurry, uno de los fotógrafos más reconocidos del mundo, visitó Guatemala y  aseguró que es escandaloso que en el país no se invierta más para proteger los recursos naturales.

Por Beatriz Tercero / Guatemala

Sabe esperar el momento. Sabe retratar historias con su cámara. Sabe calcular el ángulo perfecto para encuadrar una escena. Sabe y espera. Sabe, incluso, enfrentar la crítica por retoques en sus fotos. Hablamos de Steve McCurry, uno de los fotoperiodista más reconocidos de la historia.

Este fotógrafo forma parte del salón de la fama mundial por su trabajo en la guerra de Afganistán y conflictos en Oriente Medio. Ha publicado más portadas icónicas en la revista National Geographic que ningún otro colaborador, incluida la célebre niña afgana (junio, 1985).

McCurry, nacido en Pensilvania, Estados Unidos, hace 67 años, estuvo 12 días en Guatemala para documentar la Semana Santa, invitado para el proyecto Corazones de Guatemala que impulsa Francesca Kennedy, diseñadora neoyorquina de padres guatemaltecos.

Es la segunda visita que hace McCurry al país. Lo hizo hace 45 años, aunque en esa ocasión fue por un corto tiempo y no conoció mucho del país. Esta vez, McCurry eligió Antigua Guatemala como base, y visitó Sololá e Izabal.

Steve McCurry visitó Guatemala y captó escenas de la Semana Santa. (Foto Prensa Libre: Raúl Touzon)
Steve McCurry visitó Guatemala y captó escenas de la Semana Santa. (Foto Prensa Libre: Raúl Touzon)

Paciencia

Steve McCurry

"Ves cómo el Gobierno no hace  más para proteger los recursos naturales del país. Eso es escandaloso".

Discreto. Sereno. Observador. Paseaba su Nikon D610 entre los penitentes y las alfombras. No toma fotos a lo loco; sabe esperar. “Siempre espero el instante justo”, dice en el prólogo de uno de sus 18 libros publicados.

La procesión de San Antonio Ceballos, en San Antonio Aguas Calientes, fue una de las seleccionadas por McCurry para deslizarse y documentar la solemnidad de la temporada. La composición de ropa indígena, güipiles de colores con túnicas moradas sobre alfombras de aserrín sedujo al fotógrafo, según lo confesó en una breve conversación con Prensa Libre.

El cubano Raúl Touzon fue la mancuerna de McCurry durante su expedición en Antigua. Touzon es también un reconocido fotógrafo que lleva 8 años de documentar las tradiciones de la Semana Mayor en Guatemala, 20 ya de entrar en contacto con la cultura antigueña.

El fotógrafo Steve McCurry visitó varios puntos de Guatemala durante la Semana Santa 2017. (Foto Prensa Libre: Danny Gamboa)
El fotógrafo Steve McCurry visitó varios puntos de Guatemala durante la Semana Santa 2017. (Foto Prensa Libre: Danny Gamboa)

Esponja de culturas

La tarea de un documentalista es recrear de manera fiel un momento en la vida de las personas. McCurry lo ha hecho en sus 38 años de carrera.

Explorar nuevas culturas es algo común para McCurry. En sus viajes por Mumbai, Delhi, Yemen y su cobertura durante la Guerra del Golfo en Kuwait (1991) enriquece la experiencia que nutre ahora con la cultura guatemalteca.

“Cada país es diferente. Es importante como fotógrafo descubrir la cultura de un hermoso país como Guatemala.  En realidad, es un lugar donde increíblemente  puedes disfrutar. No se compara con otras sociedades. Es única”, dijo el fotógrafo. 

Embajador

La mirada de la niña Sharbat Gula, de entonces 12 años, fue captada en 1984 por McCurry y ocupó la primera plana de la revista National Geographic el año siguiente. Esta imagen reflejó la guerra en Afganistán y puso rostro a las familias que huían del intento de ocupación soviética.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La mirada de la niña Sharbat Gula, de entonces 12 años, fue captada en 1984 por McCurry y ocupó la primera plana de la revista National Geographic el año siguiente. Esta imagen reflejó la guerra en Afganistán y puso rostro a las familias que huían del intento de ocupación soviética.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
¿Qué tienen en común Afganistán, Irak, Antigua, Atitlán y Río Dulce? La gente y la diversidad cultural es para McCurry una oportunidad para hacer un retrato de las personas. En los lugares en donde ha pasado su lente hay pobreza y rastros de conflictos bélicos.

McCurry dice que la característica de un buen fotógrafo es la paciencia para captar el encuadre perfecto. Esto obliga a los profesionales a sumergirse en las realidades y convivir con las personas.

Después de la Semana Santa, McCurry recorrió Atitlán, Río Dulce y Puerto Barrios para conocer las comunidades beneficiadas con el proyecto Ix-Style, de  Kennedy.

Kennedy invitó a McCurry para que hiciera una exploración visual y que fuera el primer embajador del proyecto Corazones de Guatemala, un libro que se pretende publicar en algunos años.

De acuerdo con Kennedy, están en cola las invitaciones a personalidades del mundo de la moda, editorial y artístico para que vengan al país y se sumen al proyecto que busca la promoción de Guatemala y conseguir fondos para el desarrollo de las comunidades indígenas.

McCurry volverá al país en octubre. Esta vez para documentar el vuelo de los barriletes gigantes de Sumpango, Sacatepéquez.

Steve McCurry participará en el proyecto Corazones de Guatemala, impulsado por Francesca Kennedy. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
Steve McCurry participará en el proyecto Corazones de Guatemala, impulsado por Francesca Kennedy. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

Preocupación

Uno de los destinos que McCurry conoció fue el Lago de Atitlán, en donde lamentó que el Gobierno no apoye a los proyectos comunitarios que promueven educación, salud y desarrollo a los pobladores.

“Ves cómo el Gobierno no hace  más para proteger los recursos naturales del país. Eso es escandaloso”, dijo molesto.

Celebró la iniciativa de  Kennedy  sobre su inquietud para brindar apoyo a las poblaciones, sobre todo, indígenas.

“Es necesario que el Gobierno proteja a su gente. Se debe  hacer más por los derechos de esas personas”, añadió.

El mensaje de McCurry para los guatemaltecos, a través de su trabajo, es decirle al mundo que la niñez en pobreza del país necesita una oportunidad de desarrollo, “porque es una población admirable y con futuro”, puntualizó.

El fotoperiodista de National Geographic Steve McCurry cedió una entrevista a Prensa Libre. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
El fotoperiodista de National Geographic Steve McCurry cedió una entrevista a Prensa Libre. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)