Comunitario

Sube la temperatura media 

En promedio, las regiones registran aumentos de entre 0.5 ºC y 1.5 ºC, lo que traería consecuencias negativas.

Por Carlos Álvarez

(Infografía Prensa Libre: Esteban Arreola)
(Infografía Prensa Libre: Esteban Arreola)

Los registros históricos de las distintas regiones del territorio nacional revelan que las temperaturas medias se han incrementado entre 0.5  grados Celsius (ºC) a 1.5 ºC en las últimas cinco décadas, lo que acarrea una serie de problemas para la población.

Las consecuencias más graves a mediano y largo plazos de este cambio implican  problemas de seguridad alimentaria,   expansión de enfermedades transmitidas por vectores a sitios donde no son comunes y la dificultad  para acceder al agua, particularmente para la generación de energía eléctrica.

Además, cuando se comparan las temperaturas promedio máximas y mínimas absolutas de los últimos 25 años con las cifras de 2015 se observan aumentos en las siete grandes regiones del país, que van desde los 0.2 ºC hasta los 3.9 ºC.

Tendencia

Eddy Sánchez, director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), afirmó: “Las temperaturas durante la noche se han vuelto más cálidas y, en promedio, la temperatura media en las distintas regiones del país ha ascendido entre 0.5  ºC a 1.5 ºC”.

Sánchez explicó que “en los últimos 50 años el clima del país cambió”.

“Cambió el clima en las ciudades y a escala general afecta. Hay que entender que la variabilidad del clima a veces solo afecta a ciertas áreas”, comentó el experto, quien aseguró que “la temperatura media se ha alterado en algunos lugares del territorio nacional”.

Wálter Bardales, de la Sección de Agrometeorología del Insivumeh, precisó: “Tenemos una tendencia de incremento en cuanto a la temperatura media, la cual se magnifica con el fenómeno   El Niño. Por eso   en estos últimos tres años las temperaturas se han incrementado”.

Bardales aseveró que hay estaciones en las que se han registrado incrementos de hasta 4 ºC.

“Sin embargo manejamos un promedio y oscila entre 0.5 ºC a 1.5 ºC grados de incremento”, aseguró el experto, quien agregó que “los mayores cambios se han notado en las partes altas”, como la Franja Transversal del Norte, el altiplano y, en menor escala, en la meseta central.

Consecuencias

Sánchez refirió que en este momento sube la temperatura durante el día, el calor sigue hasta la tarde y descienden hasta entrada la noche, “lo que causa mucho malestar”.

“Esto puede complicar algunas enfermedades, por ejemplo los pacientes con problemas renales consumen más agua y eso complica su situación. También influye en la propagación de ciertos vectores, lo que influye en propagación de algunas enfermedades”, comentó y destacó que “los zancudos ya llegaron al altiplano porque la temperatura ya subió, lo que quiere decir que no sería raro un aumento de enfermedades como malaria, dengue, chicungunya y zika”.

Sánchez también recordó que a largo plazo si la situación se consolida podría provocar serios problemas en la seguridad alimentario del país pues podría haber falta de lluvia en algunos lugares, lo que también afectaría la generación de energía hidroeléctrica. “El agua es un bien estratégico que se debe cuidar”, aseguró.

Bardales agregó que si la tendencia sigue tan errática y se consolida un aumento en las temperaturas podría provocar que a largo plazo algunos microclimas del país desaparezcan.

“Eso implica que también se pierda la biodiversidad, lo cierto es que si la tendencia se convierte en constante van a desaparecer muchas especies y solo sobrevivirán las que se adapten”, aseveró el experto.

Al alza

Los registros del Insivumeh de las temperaturas máximas absolutas de los últimos 25 años muestran que en el 2015 cuatro regiones estuvieron arriba del promedio.

En la estación de Flores, Petén, región norte, el promedio era de 40.3 ºC y el año pasado fue de 42.4 ºC.

En Huehuetenango, en la región occidente, el promedio es de 32.5 ºC y la temperatura de 2015 fue de 34.6 ºC.

En Retalhuleu, en el litoral Pacífico, el promedio es de 35.5  ºC y en 2015 fue de 36 ºC.

En el caso de Esquipulas, Chiquimula, en el oriente, el promedio era de 31.6 ºC y el año pasado llegó a 32 ºC.

Resalta el hecho que el pasado miércoles Zacapa registró la temperatura más alta en los últimos 18 años la cual fue de 43.1 ºC, solo superada por los 44 ºC registrados en mayo de 1998.

El caso de las temperaturas mínimas absolutas es más alarmante debido que los registros del año pasado son superiores en seis de las siete regiones al promedio de los últimos 25 años.

Los datos más notorios son del occidente y la franja transversal ya que en Cobán, Alta Verapaz, el promedio es de 5.3 ºC y el año pasado se registraron 9.3 ºC y en Huehuetenango, el promedio es de -0 ºC y el año pasado la mínima absoluta fue de 2.1 ºC.

Estos datos confirman la explicación de Insivumeh que estas dos regiones son las más afectadas con el aumento de la temperatura media.

En Esquipulas el promedio es de 14.3 ºC y el año pasado se registró 15.8 ºC. Puerto Barrios, Izabal, tiene un promedio de 19.1 y en 2015 registró 20.3 ºC.

Los lugares menos afectados con las temperaturas mínimas son la capital, que tiene en promedio 8.5 ºC y registró 9.6 ºC, y Retalhuleu, que en promedio tiene 19.6 ºC y el año pasado tuvo 20.1 ºC. Los datos confirman que ahora hace menos frío.

  • Fenómenos extremos
  • La variabilidad del clima a la que el país está expuesto se magnifica y provoca  eventos extremos en poco tiempo.
  • Huracán Mitch
  • Es considerada una de las peores catástrofes de la década de 1990 que afectaron a Centroamérica. Dejó más de cien muertos en Guatemala, miles de damnificados y millones en pérdidas materiales.Para enfrentar la crisis, las autoridades habilitaron 22 albergues en la capital y 47 en la provincia. Los fuertes aguaceros dejaron incomunicadas varias comunidades del país. Según el Ministerio de Comunicaciones, se registraron 75 derrumbes en el nororiente y sur del país. La red telefónica en Gualán y Likin se interrumpió varios días, por daños en las estaciones centrales.
  • Tormenta Stan
  • Ocurrió en octubre y una de sus peores consecuencias fue la tragedia de Panabaj donde más de 900 familias perdieron su vivienda y unas 200 personas murieron soterradas.Además de la tragedia en Sololá, la tormenta Stan provocó  severos daños en otros lugares como en el  puente internacional  Doctor Rodolfo Robles, sobre el río Suchiate, en Ciudad Tecún Umán, San Marcos, que tuvo que ser cerrado varias semanas  para la circulación de vehículos.En Ocós, San Marcos, se destruyó la carretera de Tilapa hacia La Blanca, en cercanías del  caserío Cerritos.
  • Tormenta Ágatha
  • Ocurrió en mayo y al mismo tiempo se registró una poderosa erupción del Volcán de Pacaya, con cauda de 12 muertos, miles de afectados y millones de pérdidas en infraestructura vial.Uno de los departamentos donde más lluvia se acumuló, según reportó en su oportunidad el Insivumeh, fue Retalhuleu, por lo que fue necesario habilitar 48 albergues.Más de 15 comunidades quedaron aisladas por derrumbes, desborde de ríos y socavamiento de carreteras.Para el 30 de mayo   la tormenta Ágatha se había degradado a depresión tropical.
  • Sequía prolongada
  • La acentuación del fenómeno  El Niño magnificó los efectos de la canícula en la región centroamericana y provocó   crisis humanitaria. En 2014, algunas partes del oriente del país reportaron hasta 40 días seguidos sin lluvia y la pérdida del 80 por ciento de las plantaciones de maíz y 75 por ciento de   frijol.En el 2015 la canícula se extendió por más de 30 días y provocó la pérdida del 95 por ciento de las siembras de maíz y el 85 por ciento de las de frijol. La sequía afectó principalmente a agricultores de subsistencia, quienes vendieron sus medios de vida y profundizaron la crisis que padecen.