Comunitario

Suben casos de madres de 10 años de edad

Hay 21 niñas embarazadas y cuatro ya dieron a luz. La legislación tipifica estos actos como violencia sexual.

Por Andrea Orozco

Hay un caso documentado en el que un hombre violó a su hija y la llevó al hospital. (Foto Prensa Libre: Internet)
Hay un caso documentado en el que un hombre violó a su hija y la llevó al hospital. (Foto Prensa Libre: Internet)

De enero a agosto de este año, en todo el país, se han registrado cuatro nacimientos en niñas de 10 años, y otras 21, de la misma edad, están embarazadas, según cifras del Observatorio en Salud Sexual y Reproductiva (Osar).

El registro de la organización señala que hasta agosto del año pasado había nueve niñas de 10 años embarazadas, lo que significa un incremento de más del doble de casos.

Riesgos aumentan

  • Las niñas de 10 años no están aptas físicamente para el embarazo.
  • No ha desarrollado la pelvis y las mamas.
  • Los huesos están en periodo de crecimiento y tienen más riesgo de desarrollar osteoporosis.
  • Pueden padecer desnutrición.
  • Tiene alto riesgo de sufrir presión alta, diabetes gestacional y un parto prematuro.
  • Por protección del Ministerio de Salud, todas las menores de 14 años deben tener un parto por cesárea debido a los riesgos por complicaciones.
  • La recuperación del parto es difícil porque la mayoría de madres está desnutrida y la capacidad física no es la adecuada.
  • El bebé puede padecer problemas físicos.
  • En el embarazo, el niño toma vitaminas de la madre, lo cual es difícil si ella están en crecimiento.
  • El niño puede padecer enfermedades congénitas, como hidrocefalia, cardiopatía y desnutrición.
  • Hay mayor riesgo de desnutrición.

Mirna Montenegro, directora del Osar, afirma que la causa del aumento se puede acreditar a una búsqueda más activa de casos y a que el problema se visualiza más en las comunidades.

El registro de este año también detalla que solo en Huehuetenango hay 99 casos de embarazadas de entre 10 y 14 años, mientras que la cantidad de nacimientos, en el grupo de la misma edad, es de 129, el más alto entre todos los departamentos.

Abusos

Según la legislación guatemalteca, las relaciones sexuales con menores de 14 años son consideradas como violencia sexual y por lo general esos actos son cometidos por quienes deberían proteger a la niña.

Montenegro afirma que el 89 por ciento de los agresores sexuales son familiares o personas muy cercanas y que tres de cada 10 casos de violencia sexual son cometidos por el padre de la víctima.

“Se dio el caso de un papá que violó a la niña y él mismo la llevó al hospital”, relató la experta.

Montenegro señaló que se puede considerar como un avance el hecho de que cada vez más comunidades, alcaldes auxiliares y vecinos se involucren en la defensa de las niñas y denuncian los hechos.

También se ha mejorado el registro de casos a partir del 2012, cuando se estableció una ruta de atención integral en la que intervienen varias instituciones del Estado y la sociedad civil.

“Es ya un avance que todas las organizaciones tengan una misma estadísticas, pues antes esto no ocurría”, afirmó la experta.

Sentencias

En el Organismo Judicial aún no se resuelven varios procesos penales que comenzaron en el 2012 y el 2013, pero este año se han obtenido 596 sentencias por delitos de violencia sexual, lo que según el Osar ya es un avance.

“Es cierto que todavía venimos arrastrando muchos procesos, pero el sistema de justicia ha mejorado y en el Ministerio Público la investigación es más apegada al proceso”, manifestó Montenegro.

Donde  hay atrasos, según la activista, es en la protección a la niña, pues no hay hogares estatales que procuren la atención integral de las menores abusadas.

Otro problema es la idealización de la maternidad y creer que la niña debe aceptar ser madre solo porque es mujer, sin importar que se trate de una violación, por lo que se revictimiza, aseguró la directora de la Osar.

Ejemplar

El primer caso que contempla sentencia penal y reparación a las víctimas ocurrió en Quiché, donde dos hermanas fueron abusadas sexualmente por su abuelo, pero luego de la denuncia la comunidad expulsó a la familia.

Una jueza condenó al abuelo a 210 años de cárcel y ordenó que en la escuela se lea la sentencia contra el agresor, que la municipalidad otorgue un terreno a la familia y que el condenado aporte para la construcción de una vivienda.

Prevención

Gloria Castro, defensora de la niñez de la Procuraduría de los Derechos Humanos, afirmó que hay necesidad y urgencia de implementar programas preventivos que estén dirigidos a hombres, padres, padrastros, primos, tíos y otros familiares que creen que tienen derecho a utilizar a una niña o adolescente como  un objeto sexual. “Se quebranta el proyecto de vida de la niña”, expresó Castro.

Problema

La Organización Mundial de la Salud considera que las adolescentes, de entre 10 y 19 años, representan el 11% de todos los partos que se producen en el mundo y acaparan el 23% de la carga global de morbilidad. Señala también que las relaciones sexuales forzadas, denunciadas por un 10% de las mujeres que han tenido su primera relación sexual antes de los 15 años, es una de las causas de embarazos no deseados.