Comunitario

Hogar Seguro: Temen que menores estuvieran sedadas

Si existen restos de algún medicamento o estupefaciente que hubiera adormecido a las menores que perecieron en el incendio ocurrido en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, el miércoles pasado, analiza el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Por Jessica Gramajo, Jerson Ramos y Geldi Muñoz

Investigan si, por ejemplo, cuerpos de víctimas tenian algún líquido inflamable o les suministraron sedantes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Investigan si, por ejemplo, cuerpos de víctimas tenian algún líquido inflamable o les suministraron sedantes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Las diligencias forman parte de la investigación del Ministerio Público (MP), que capturó ayer a tres ex altos funcionarios de la Secretaría de Bienestar Social (SBS).

En una citación con la Comisión de Gobernación del Congreso, el director del Inacif, Nery Cabrera, explicó que buscan desde sedantes hasta drogas o tóxicos en los cadáveres.

El funcionario explicó que también se evalúa si las menores fueron rociadas con algún acelerador de combustión como “para tener ese siniestro que se dio”, ya que la mayoría tenía quemaduras en el 75 y 90 por ciento del cuerpo.

A las víctimas también se les han hecho pruebas de embarazo, pero en ninguna se ha comprobado tal extremo. También se les han practicado pruebas para analizar si fueron ultrajadas. Los resultados serán entregados al MP y se prevé que los primeros informes se den a conocer el viernes, dijo Cabrera.

Durante la citación, el director del Inacif refirió que le llamó la atención que las menores fallecidas estuvieran en pijama, “lo que quiere decir que estaban durmiendo”.

Según reportes del Hogar, las niñas habían tratado de escapar. “No concuerda la versión de la pijama con un intento de fuga”, aseveró la diputada Alejandra Carrillo, del Movimiento Reformador.

Trágica escena

Durante la citación, el director del Inafic narró que el techo de la habitación donde fueron encerradas las menores estaba completamente quemado, y las temperaturas en el interior llegaron a tal magnitud que levantaron la pintura de las puertas y barrotes.

Según los resultados preliminares de las necropsias, 20 de las menores murieron por asfixia y sofocación, y 17, a causa de quemaduras térmicas. Recalcó que todas tenían quemaduras en el 75 a 90 por ciento del cuerpo.

Cabrera aseguró que con las temperaturas que alcanzó el cuarto y las condiciones de este eran “suficientes dos minutos para estar respirando vapores arriba de los cien grados centígrados”. Enfatizó: “Nadie queda vivo en dos minutos”.

El funcionario agregó: “No puedo dar con certeza el grado que alcanzó la temperatura dentro de ese lugar, pero a como se ven las paredes y lo levantado de la pintura en las puertas de metal, considero que alrededor de 900 grados”.

Confusión

La falta de registro de los menores causó que en el Hospital General San Juan de Dios se le avisara a Carlos Sotoj que su hija Estefany Dayana Sotoj Hernández había fallecido; sin embargo, en el Inacif, ya con acta de defunción en mano, el padre vio el cuerpo y descubrió que no era el de la joven.

A Sotoj se le informó que su hija era una de las que viajaron el sábado pasado a Estados Unidos para ser atendidas en un hospital especializado, pero había sido identificada como Milenie Eloisa Rac Hernández.

El director del General San Juan de Dios, Juan Antonio Villeda, indicó que el problema se debe a que las autoridades de la SBS no tienen controles, y por el estado en que se encontraban las adolescentes afectadas era difícil identificarlas