Comunitario

“La caza furtiva es una lucha que necesita aliados"

Las noticias que se publicaban en medios de comunicación sobre cacería ilegal y la gran cantidad de fotografías que circulaban en redes sociales, en donde personas mostraban animales silvestres maltratados o exhibidos como trofeos de caza,  fue lo que motivó a la fundación Cofiño Stahl y al cineasta y fotógrafo Ricky López Bruni a lanzar la campaña #ViveYDejaVivir, que pretende proteger a especies en riesgo.

Por Prensa Libre.com

Archivado en:

Cacería ilegal Fauna
Imagen de un quetzal captada en la Siera de las Minas. (Foto Prensa Libre: Ricky López Bruni)
Imagen de un quetzal captada en la Siera de las Minas. (Foto Prensa Libre: Ricky López Bruni)

La fundación cree que una buena parte la población es indiferente ante la cacería furtiva y no consideran que esta práctica tiene repercusiones al ecosistema del país, y por eso decidió hacer esta campaña para concienciar a las nuevas generaciones que velen por proteger la biodiversidad que tiene Guatemala.

Es por eso que la Fundación Cofiño Stahl, con el apoyo del  Consejo Nacional de Áreas Protegidas,  Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación (Fundaeco), Club Caza Tiro y Pesca, Cervecería Centroamericana,  y Ricky López lanzaron ayer #ViveYDejaVivir, que se publicará en medios de comunicación y redes sociales. 

Ricky López comentó que fue contactado por la fundación y estos  le comentaron sobre el proyecto,  y decidió apoyarlo porque siempre ha creído en la conservación de las especies.  

“Vive y deja vivir era una causa en la que me tenía que involucrar”, explicó el cineasta.

Un doloroso motivo para apoyar 

Es que para López este trabajo tenía un sentido especial, pues su trabajo de fotografía y filmación le ha permitido estar en contacto directo con animales en peligro de extinción y sabe lo importante que es la conservación.

Pero esta también era una oportunidad para que López rindiera tributo a Carlos Méndez, un guardarrecursos de la Sierra de las Minas que desde 1992 lo acompaña a filmar el Ave Nacional. “Mi mentor – Carlos Méndez- sufrió dos atentados y le mataron a un hijo por hacer denuncias contra los depredadores del bosque”, expresó López. 





Dos meses de filmación 

El fotógrafo guatemalteco donó su tiempo y su equipo y  durante dos meses permaneció en la selva de Petén, para filmar y fotografías especies en peligro como monos, jaguar, tigrillo, guacamayas, loros y micoleones.

“La caza furtiva es una lucha que necesita aliados para concienciar sobre lo mucho que se pierde cuando matamos animales, destrozamos bosques y contaminamos ríos y lagos”, dice.

Representantes de la Fundación Cofiño Stahl comentaron: “Debemos poner un alto a toda la cacería furtiva para que, tanto nosotros como las futuras generaciones, tengan la oportunidad conocer a todas las especies que forman parte de la diversidad ecológica de Guatemala.”   



Los jaguares son una especie en peligro de extinción. (Foto Prensa Libre: Ricky López Bruni)
Los jaguares son una especie en peligro de extinción. (Foto Prensa Libre: Ricky López Bruni)


Alan Marroquín, director de Vida Silvestre de Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), explicó: “Guatemala es un tesoro natural. Es uno de los 19 países megadiversos que aportan el 70 por ciento de la totalidad de la biodiversidad del planeta.”

En el 2015, el Conap rescató un mil 600 ejemplares a nivel nacional y quiere

El Conap, en el 2015,rescató 1 mil 628 ejemplares a nivel nacional y quieren trabajar más para detener este tipo de cacería.



Mono saraguate fotografiado en Petén. (Foto Prensa Libre: Ricky López Bruni)
Mono saraguate fotografiado en Petén. (Foto Prensa Libre: Ricky López Bruni)